Actualidad | Noticias | 30 NOV 1999

Al-pi, operador catalán para empresas de Uni2, ingresará 13.000 millones en el 2001

Nace a partir de la adquisición de Catalana de Telecomunicacions de la Generalitat. Invertirá 48.000 millones de pesetas en extender la red de fibra óptica a 1.000 kilómetros y aumentará la plantilla a 600 empleados en los próximos diez años.
Joan Carles Ambrojo
Cuatro meses después de la compra del 75% del capital de Catalana de Telecomunicacions, operadora corporativa de la Generalitat de Cataluña, Uni2 ha puesto en funcionamiento la compañía de telecomunicaciones catalana para empresas y profesionales Al-pi. La empresa invertirá 48.000 millones de pesetas en diez años y espera facturar 13.000 millones en el 2001.
Desde mañana 1 de diciembre, el nuevo operador global ofrecerá servicios de voz de acceso directo e indirecto a las empresas, tanto en sus oficinas en territorio catalán como en sus delegaciones en España o en otros países, a precios competitivos.
El presidente de Catalana de Telecomunicacions y consejero delegado de Uni2, Maurice Bordas, reconoció que había “valido la pena pagar 13.000 millones de pesetas por hacerse con el 75% de la compañía”. La adquisición, tras el concurso de privatización, permitirá acelerar su consolidación en el mercado catalán, Comunidad Autónoma que supone el 25% de la facturación del sector. Las redes de fibra óptica instaladas, el equipo humano y la experiencia en servicios de Catalana de Telecomunicacions juegan un papel importante en tal desarrollo. Como también lo hará el crecimiento de la facturación a corto plazo. De los 1.300 millones de pesetas ingresados este año por los servicios a la Generalitat pasará a 6.000 millones en el próximo ejercicio, y 13.000 millones en el 2001, fecha en que la firma comenzará a registrar beneficios brutos.
Al-pi continuará prestando a la Generalitat servicios de voz y datos, aunque en el 2000 la institución catalana sólo representará el 25% de los ingresos. Como apuntó Ignacio Vidaurrázaga, consejero delegado de al-pi, la operadora catalana se encargará de la gestión de la red de datos nacional de Uni2. También prevé mejorar las telecomunicaciones en la enseñanza y sanidad públicas catalanas con servicios avanzados de banda ancha y multimedia, además de voz y datos, que estarán operativos en el 2001. Hospitales, centros de enseñanza secundaria y los principales centros administrativos de sanidad y educación podrán utilizar servicios de groupware para intercambio de información, servicios de contenidos o sitios web dedicadas a las aplicaciones del sector.
Al-pi dispone de una licencia B1 y autorizaciones tipo C y A otorgadas por la CMT. El servicio directo está disponible desde mañana en Barcelona e irá abriéndose en Badalona, Hospitalet, Girona, Terrassa, Lleida y Tarragona durante los próximos meses. Con el servicio indirecto, a través del código 1052, los usuarios podrán realizar llamadas internacionales, interprovinciales, provinciales y de fijo a móvil con tarifas similares a Uni2. Los números 1510 (atención telefónica) y 1511 (atención a clientes) son para información y contratación del servicio. Además de su red de conmutación, Al-pi cuenta con acuerdos de interconexión con Uni2 y Telefónica para acceder al resto de España y al extranjero. También contará con acceso internacional a la red troncal europea de France Telecom, socio de Uni2, que dispone de un nodo en Barcelona.

Servicios IP
Durante el 2000 espera introducir servicios avanzados de voz y datos, fax y voz sobre IP, servicios frame relay y Centrex, interconexión de redes locales, red privada virtual, outsourcing y ATM, entre otros.
Al-pi cuenta actualmente con una infraestructura de fibra óptica de 600 kilómetros, principalmente metropolitana, que enlaza a las grandes ciudades catalanas. La red de transporte, que será ampliada en 400 kilómetros en los próximos diez años, está basada en la tecnología SDH y dotada de conmutadores de voz y datos ATM. El acceso a algunos puntos se realizará a través de bucles locales de radio. En un año triplicará la plantilla hasta las 300 personas.
Respecto al 25% del capital que la Generalitat mantiene en Catalana de Telecomunicacions y del cual se desprenderá en los próximos cuatro años, el presidente de la operadora ha explicado que Uni2 no tiene ninguna prisa por controlar totalmente la empresa, “pero su presencia seguirá siendo mayoritaria”.
Por otra parte, Maurice Bordas ha confirmado que Uni2 planteará la instalación en Barcelona de la sede del operador de telefonía móvil de tecnología UMTS en caso de que gane el concurso al que se presentará (“sola o en un consorcio”) y cuyo dictamen se producirá el 12 de marzo del próximo año. En todo caso, el servicio no sería operativo hasta mediados del 2001.

www.al-pi.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios