Actualidad | Noticias | 14 FEB 2005

(Actualizada) Verizon compra MCI por 6.700 millones de dólares

Verizon Communicatios comprará finalmente MCI por 6.700 millones de dólares, en la que se considera la primera consecuencia de la adquisición de AT&T por SBC anunciada a finales de enero.
Comunicaciones World

Verizon pagará 4.800 millones de dólares en acciones y 488 millones en efectivo. Por su parte, los accinistas de MCI recibirán dividendos especiales de 4,50 dólares por acción, por un valor total de 1.460 millones de dólares. Además, Verizon asumirá la deuda neta de MCI, estimada en 4.000 millones

Verizon y MCI mantenían conversaciones desde hace meses, pero los contactos se intensificaron durante los últimos días, tras el anuncio de la compra de AT&T por SBC, mediante una operación valorada en 16.000 millones de dólares. Anteriormente, Qwest había ofrecido 6.300 millones de dólares por MCI.

Según Verizon, la compra de MCI acelerará sus planes para convertirse en uno de los principales operadores de servicios para empresas, aportándole un mayor alcance global, un catálogo de servicios IP avanzados y una gran base de clientes. Para Ivan Seindberg, CEO de Verizon, el acuerdo representa “una extensión natural y lógica de la estrategia de la compañía para reforzar su presencia en los mercados de mayor crecimiento y ofrecer tecnologías de banda ancha”.

No obstante, aunque la operación ya cuenta con el visto bueno de las juntas directivas de ambas compañías, tendrá que ser aprobada por los accionistas de MCI y las autoridades pertinentes.

Ni para MCI ni para Verizon son algo nuevo las fusiones. De hecho, la propia Verizon es fruto de la fusión de Bell Atlantic y GTE, completada en junio de 2000 y valorada en 53.000 millones de dólares. Asimismo, MCI se fusionó con WorldCom en septiembre de 1998 gracias a un acuerdo cifrado en 27.000 millones de dólares, hasta ese momento la mayor operación de este tipo de la hisotria de Estados Unidos.

En 2004, Verizon registró unos ingresos de 67.800 millones de dólares, convirtiéndose en la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo. El operador, que en sus orígines tan sólo era una compañía telefónica local, se está centrando ahora en los servicios para empresas, tendiendo fibra hasta las instalaciones de sus clientes. Este despliegue de fibra le permitira ofrecer, asimismo, servicios de televisión, en competencia con las compañías de cable.

La evolución de MCI WorldCom fue muy diferente. Un escándalo financiero sacado a la luz tras un auditoría interna en junio de 2002 descubrió errores contables por valor de 3.800 millones de dólares. Un mes después, WorldCom se declaraba en suspensión de pagos, y los errores contables alcanzaban finalmente los 11.000 millones de dólares. En abril de 2004, el operador salía de la suspensión de pagos, adoptando de nuevo el nombre de MCI.

Más información en
http://www.idg.es/comunicaciones/noticia.asp?id=39720
http://www.idg.es/comunicaciones/noticia.asp?id=39537


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios