Actualidad | Noticias | 20 NOV 2000

802.11b compite con otra opciones para LAN aunque se considera la única alternativa

Las tecnologías para unir dispositivos dentro del hogar ya son realidad, como muestran los desarrollos presentados por fabricantes de hardware de red, de PC e incluso de empresas dedicadas a dispositivos electrónicos para el hogar como Sony. Entre estas soluciones se encuentran redes telefónicas y redes sobre cable eléctrico, dos tipos de redes LAN inalámbricas, y opciones inalámbricas y cableadas para unir dispositivos electrónicos. El próximo año veremos tres nuevas tecnologías LAN inalámbricas y al menos una nueva opción cableada.
Comunicaciones World
La bajada de los precios de los dispositivos de acceso a Internet, el mayor ancho de banda que llega a los hogares gracias a los cable módems y al DSL, además del entretenimiento que se encuentra en Internet, son las principales motivaciones que llevan a los consumidores a construir redes en sus hogares. Si una familia desea compartir archivos, periféricos o una conexión a Internet, o si un usuario tiene varios ordenadores, necesita unirlos, y Ethernet, el estándar para LAN empresariales, requiere un cableado caro y difícil de instalar.
Sin embargo, los usuarios en busca de opciones de redes residenciales cuentan con suficientes alternativas. Las más prominentes son las LAN inalámbricas que utilizan IEEE 802.11b, que proporciona un máximo de 11 Mbps, ligeramente más rápido que el estándar Ethernet. Algunos fabricantes de sistemas y networking, entre ellos, Compaq, Sony y Cisco, ofrecen estas LAN inalámbricas tanto a empresas como al mercado residencial. Aunque estandarizadas, y en teoría, interoperativas entre diferentes fabricantes, sus componentes son más caros que otras opciones.
Bay Networks, la compañía segregada de NetGear, demostró una alternativa que está bajo consideración de designarle el estándar IEEE 802.1e. Wireless 11x controla de la calidad de servicio, garantizando que las llamadas de voz y las transmisiones de vídeo a través de LAN son seguras y sin complicaciones, afirma Patrick Lo, presidente y CEO de NetGEar. Esta característica es crítica para LAN inalámbricas domésticas porque las aplicaciones son diferentes para las empresas. Sharewave y Philips Electronics también ofrecerán productos con la especificación 802.11e.
Este grupo de tecnologías dará un gran salto de los 36Mbps a los 52Mbps con el estándar 802.11a. Aunque este estándar comenzó a desarrollarse antes que el 802.11b, es éste último el que antes ha aparecido en el mercado. El nuevo estándar cambiará las LAN inalámbricas del actual rango de 2,4GHz a los 5GHz.

Todos en la banda de 2,4GHz. En la banda de 2,4GHz, también compite un sistema LAN diseñado específicamente para hogares, que ofrece una velocidad de 1,6Mbps aunque es capaz de ponerse al día. La especificación de HomeRF precedió al 802.11b en el mercado aunque tiene un catálogo de productos más reducido. Algunas empresas están promocionando este estándar tras la aprobación por parte de la FCC (Federal Communications Commision) de acelerar la velocidad a10Mbps para el próximo año, y además, recalcan que esta tecnología sufre menos interferencias con los microondas, teléfonos inalámbricos y dispositivos que utilicen Bluetooth.
El principal problema de este soñado entorno inalámbrico, es que todos operan en el espectro de los 2,4GHz. Bluetooth, el 802.11b y HomRF no pueden trabajar simultáneamente sin que afecte al rendimiento. Los fabricantes han valorado que los fallos por interoperatividad variarán entre el 15 y el 30%.
Situado en una posición más alta en el espectro de la banda ancha, está el estándar IEE 1394, que permite la conexión cableada entre dispositivos. Esta tecnología alcanza una velocidad de 400Mbps en 4,5 metros, aunque la próxima versión de los dispositivos con este estándar ofrecerán 800Mbps sobre 100 metros, según James Snider, presidente de la 1394 Trade Association. Aunque los requerimientos de cableado del IEEE 1394 podrían restringir a los usuarios domésticos a conexiones entre dispositivos adyacentes como productos de entretenimiento doméstico, algunos fabricantes están desarrollando versiones inalámbricas para esta tecnología.
Los fabricantes están promocionando otras dos formas de acceso, basándose en la facilidad de uso y en el bajo coste. HomePNA (phone network alliance), permite a los consumidores enchufar ordenadores y otros dispositivos a la clavija del teléfono y a la red a velocidades de más de 10Mbps sobre los cables del teléfono en sus propias casas. Las redes sobre cable eléctrico, utilizarán el cableado eléctrico de los hogares para una red que ofrecerá velocidades de 10Mbps. Los adaptadores que se conecten a las clavijas telefónicas ordinarias ofrecerán puertos Ethernet o USB para conectar dispositivos. Otros dispositivos estarán preparados para utilizar cables eléctricos tradicionales para la transmisión de datos.

Definitivamente, 802.11b. A pesar de todas estas alternativas, algunas opiniones consideran que 802.11b es la única alternativa para los usuarios que deseen instalar una red inalámbrica en su casa. La lenta velocidad y la disponibilidad más limitada de HomeRF la hacen menos atractiva con respecto a 802.11b. además, cuando HomeRF alcance velocidades mayores el próximo año, los productos 802.11b tendrán precios más competitivos. En medio de las mejoras esperadas en para las LAN inalámbricas, los usuarios actuales pueden estar contentos con las ofertas como LAN inalámbrica basada en 802.11b, incluso con aquellas LAN que actualmente ofrecen un promedio de 5,5Mbps. Con los 1,5Mbps que ofrece la conexión ADSL, este nivel de rendimiento es suficiente por ahora, según consideran algunos observadores.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios