Telecomunicaciones | Noticias | 21 SEP 2016

Stanford crea una tecnología que puede acabar con el debate sobre la neutralidad de la red

Investigadores de la Universidad de Stanford han creado una nueva tecnología que daría a los clientes de banda ancha más control sobre sus canales y, dicen, posiblemente pondría fin a un rancio debate sobre la neutralidad de la red en EE.UU.
Neutralidad red
Redacción NetworkWorld

La nueva tecnología, llamada Cookies Network (Red de Cookies), permitiría a los clientes de banda ancha decidir qué partes de su tráfico de red tiene prioridad de entrega y cuáles serían menos sensibles al paso del tiempo. Un cliente de banda ancha podría entonces decidir que el vídeo de Netflix tenga trato preferente, frente a su correo electrónico, por ejemplo.

El avance podría poner fin al actual debate sobre la neutralidad de la red y si los proveedores de banda ancha pueden dar prioridad a cierto tráfico,  bloquear o degradar el resto, como afirman los profesores, Nick McKeown y Sachin Katti, y el alumno de la universidad, Yiannis Yiakoumis, que promueven la iniciativa.

Esta Network Cookies se describió por primera vez en una conferencia en Brasil del pasado mes de agosto y abriría un nuevo tiempo en el que los operadores de red y los proveedores de contenido web podrían atender las preferencias reales del usuario.

Pero, no está claro si los proveedores de banda ancha apoyarán esta nueva tecnología, ya que al final supone para ellos perder control de red en manos de terceros. Sin embargo, el propio Yiakoumis defiende la utilidad de esta idea para los proveedores de banda ancha. "Los ISP podrán diferenciarse de la competencia y fomentar la participación de sus clientes", asegura.

Además, los proveedores de banda ancha seguirían controlando su infraestructura, y podrían decidir proporcionar un servicio de baja latencia y otro de más ancho de banda, en función de los casos de uso.

"Sin embargo, los usuarios pueden decidir por sí mismos cómo utilizar estos servicios y con qué tipo de contenidos, lo que es más interesante para los proveedores de Internet. En lugar de adivinar lo que los usuarios quieren pueden dejarles elegir directamente por sí mismos", resumen los promotores.

Los expertos Stanford ya han probado su propuesta en entornos caseros y, trabajando con Google, ofrecieron a 161 hogares acceso a una aplicación llamada Boost para decidir si dar prioridad a sitios web relacionados con noticias, video, voz, o deportes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información