Telecomunicaciones | Noticias | 13 OCT 2017

Nueva normativa de la UE sobre telecomunicaciones

El Consejo está listo para iniciar las conversaciones con el Parlamento.
CEE

El Consejo ha otorgado a la Presidencia estona un mandato general para que inicie negociaciones con el Parlamento Europeo sobre una nueva normativa aplicable al sector de las comunicaciones electrónicas; esta normativa preparará a Europa para la era de las comunicaciones 5G, promoviendo la inversión, la competencia, la protección del consumidor y el desarrollo de nuevos servicios. Es necesario impulsar la inversión para garantizar que la UE es capaz de responder a la demanda incesante de conectividad de alta velocidad, que constituye un elemento clave de la revolución digital.

«Nuestro futuro es digital, y esta normativa es fundamental para crear una sociedad del gigabit en toda la UE» ha dicho Urve Palo, ministra de Iniciativa Empresarial y Tecnología de la Información de Estonia. «Me complace que la Presidencia estonia haya obtenido este primer mandato antes de lo que esperábamos. Haremos todos los esfuerzos necesarios para lograr avances importantes en las conversaciones con el Parlamento Europeo hasta finales de año. El apoyo unánime a nuestra propuesta es una muestra de que el Consejo mantiene su empeño de crear el mercado único digital».

La ministra ha añadido que los trabajos sobre este expediente reflejan la importancia que la Presidencia estonia concede a la conectividad y al 5G. «En julio, mis colegas y yo firmamos la declaración sobre la adopción del 5G. En la Cumbre Digital de Tallin, los dirigentes europeos debatieron además de qué manera se podía fomentar el 5G y la conectividad. Estas iniciativas han de tener su eco en las reuniones del Consejo Europeo y del Consejo de Telecomunicaciones que se celebrarán próximamente, en este mes».

La normativa propuesta, el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas, abarca un amplio número de ámbitos, desde los derechos del consumidor hasta el acceso de los operadores a las redes y la cooperación de los Estados miembros en la gestión del espectro. La revisión propuesta pretende reflejar los cambios que se han producido en el mercado desde la introducción de la normativa actual en 2009; con ella se proporciona un marco viable a largo plazo para el despliegue rápido y amplio del 5G y de otras tecnologías de nueva generación. Estas nuevas tecnologías facilitarán la introducción y expansión de servicios digitales innovadores, como automóviles conectados y autónomos, ciudades inteligentes y redes energéticas inteligentes.

El mandato del Consejo amplia el ámbito de los servicios de comunicaciones electrónicas para incorporar en él los servicios ofrecidos en internet cada vez más importantes (también denominados «servicios de transmisión libre» («over the top» u OTT)), como el VoIP, las aplicaciones de mensajería y el correo electrónico. Este es un cambio relevante comparado con las normas actuales, que abarcan únicamente los servicios tradicionales vinculados a un número específico, como los mensajes de texto y las llamadas a redes fijas y móviles. Determinadas características de los servicios, como, por ejemplo, si el usuario paga por los servicios, determinarán las normas que serán de aplicación. Además, el mandato comprende un mecanismo de revisión para garantizar la vigencia de los derechos del usuario final, habida cuenta de la rápida evolución de los modelos de empresa y de la conducta de los consumidores.

El mandato prevé que la cooperación entre los Estados miembros se acreciente para que los operadores puedan disponer del espectro radioeléctrico a tiempo y de manera previsible. No obstante, en el texto del Consejo se reconoce que la mejor forma de utilizar el espectro varía en toda la UE, por una serie de razones, en particular por la situación geográfica, la distribución de la población, las condiciones de mercado y las fronteras con países terceros. También se tiene en cuenta el hecho de que los Estados miembros pueden necesitar cierta flexibilidad para reaccionar a los cambios tecnológicos y del mercado en su gestión del espectro.

La posición del Consejo actualiza las normas vigentes sobre el acceso de los operadores a las redes para estimular la competitividad y facilitar a las empresas la inversión en nuevas infraestructuras, en particular en las zonas más remotas. El mandato permite a las autoridades reducir en cierta medida el nivel de reglamentación cuando los mercados son competitivos, pero introduce salvaguardias para recurrir a ellas cuando sean necesarias para garantizar que la regulación eficaz del mercado no se vea comprometida.

El Consejo mantiene el núcleo del planteamiento reglamentario basado en el principio del «peso significativo en el mercado», el cual ha dado prueba durante años de su utilidad para la apertura del mercado a nuevos agentes. Ahora bien, dada la complejidad creciente de los que intervienen en el mercado, la regulación únicamente mediante el principio del «peso significativo en el mercado» no es suficiente para garantizar la competitividad en todas las circunstancias. El principio del «peso significativo en el mercado» tiene que completarse con una reglamentación simétrica de todos los proveedores de redes de comunicaciones electrónicas en determinadas situaciones. Además, el mandato del Consejo introduce ciertos instrumentos adicionales para que las autoridades reguladoras nacionales traten las cuestiones que puedan surgir en determinadas circunstancias del mercado, como, por ejemplo, en situaciones de duopolio.

Este mandato fue otorgado por los embajadores de los Estados miembros en la reunión del Comité de Representantes Permanentes (1.ª parte).

Es de esperar que a finales de octubre se celebre una primera reunión exploratoria de diálogo tripartito con el Parlamento Europeo, si este confirma esta posibilidad en su próxima sesión plenaria.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información