Telecomunicaciones | Artículos | 01 JUL 2007

Los operadores alternativos crean un frente para evitar un nuevo monopolio

En las redes de acceso
DTI2, Ibercom, IdecNet, PRO Red y Sarenet consideran de “órdago” al sector las pretensiones de Telefónica de disfrutar de vacaciones regulatorias a cambio de construir las nuevas redes de fibra óptica. Denuncian que se retornaría a un monopolio y proponen mantener la regulación actual y separar la infraestructura del servicio.

Los operadores alternativos para el segmento de empresa DTI2, Ibercom, IdecNet, PRO Red y Sarenet han presentado una respuesta conjunta a la consulta lanzada por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) sobre cómo modernizar la red de acceso en la que defienden que las nuevas infraestructuras se regulen del mismo modo que las actuales. Según este grupo de presión, sólo de este modo se permitirá el acceso a las nuevas redes de todos los operadores en igualdad de condiciones, sin ceder a las amenazas de Telefónica de reducir su inversión de 640 millones de euros previstos hasta 2014 a sólo 200 millones si no obtiene “vacaciones regulatorias”. En caso contrario, se creará un nuevo monopolio u oligopolio reducido, “dando lugar a la desaparición de la competencia y a un aumento radical de los precios”, según Carlos Antolinez, gerente de Ibercom. Las cinco compañías califican la petición de Telefónica de “desfachatez”, pues la operadora lleva 10 años incumpliendo la normativa, como lo demuestran las sanciones impuestas.
Los operadores que forman el grupo, que aseguran haber invertido hasta el momento 1.000 millones de euros en la red de acceso, estarían dispuestos a gastar en proporción a su participación en el mercado, “si se nos diera la oportunidad de acceder al bucle”, afirma Roberto Beitia, consejero delegado de Sarenet. La propuesta de las cinco compañías contempla también el aprovechamiento de la planta actual pero sustituyendo por fibra sólo los pares de cobre de menor calidad: “damos la bienvenida a la fibra óptica pero sigue habiendo pares de cobre con capacidad para dar hasta 50 Mbps”. De hecho, al igual que ya está haciendo Telefónica y anunció recientemente Jazztel, “algunos de los operadores de la mesa empezaremos a dar esta capacidad con VDSL2”.

Modelo británico
Las compañías, que estudian formar una asociación, desean una configuración mixta de la infraestructura que permita prestar servicios VDSL2 de 50 Mbps desde la central telefónica y los nodos locales, junto con una adecuada configuración de los servicios mayoristas que no establezca excesivas barreras de entrada para los competidores del operador dominante. Asimismo, proponen imitar modelos como el británico y realizar una separación funcional entre las redes de telecomunicaciones y los servicios, para que todos los operadores puedan acceder a la red, garantizando así la competencia. Esta opción estaría además respaldada por la UE, ante la que no dudarán en acudir si el regulador nacional no aplica una normativa de la nueva red que garantice el acceso de los alternativos.
El grupo criticó iniciativas como la reciente creación de Redtel –formado por Telefónica, Orange, Ono y Vodafone– y el hecho de que otros operadores alternativos no se hayan unido a esta respuesta conjunta, pese a haber sido invitados. “Algunos están muy afectados por los retrasos de Telefónica porque firman paces ficticias para que les siga prestando el servicio eliminando las penalizaciones de los contratos”, asegura el gerente de Ibercom.


16.000 millones, el precio de la no competencia
-----------------------------------------------------------------
Hasta 16.000 millones de euros más habría invertido la industria de telecomunicaciones de los 15 países líderes de Europa si el entorno regulatorio hubiera fomentado mayores niveles de competencia. Así lo estima ECTA, asociación sectorial europea, en un reciente informe que llega en un momento crítico del debate que se está produciendo sobre la regulación más adecuada para fomentar el desarrollo de accesos de banda ancha de alta velocidad. Según Innocenzo Genna, presidente de ECTA, “los resultados del informe confirman que regulación e inversiones están positivamente asociadas, lo que explica la gran diferencia entre el capital destinado a telecomunicaciones en los distintos mercados de la UE. En su opinión, en ningún otro aspecto como los nuevos servicios de acceso es más necesario disponer de una regulación efectiva que no favorezca a los operadores dominantes. En caso contrario, “volveremos a la era de los monopolios, destrozando el modelo vigente de desagregación del bucle, que ha sido el principal factor de crecimiento del mercado de banda ancha”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información