Telecomunicaciones | Noticias | 14 ENE 2016

Las operadoras, preocupadas por la rentabilidad de sus inversiones en África

África puede ser la próxima parada para el crecimiento y expansión de los operadores globales de telecomunicaciones. Pero los grandes actores afrontan serios desafíos a la hora rentabilizar sus inversiones y hacerlas económicamente viables. La consultora IDC define un camino para que tengan éxito.
África

Según un estudio global de IDC, estos retos están llevando a algunas empresas de telecomunicaciones globales a reconsiderar sus planes para la región. La firma ilustra esta afirmación con el ejemplo de Etisalat Grou, llegó a un acuerdo en 2014 que llevó a Maroc Telecom a adquirir las subsidiarias que operan bajo la marca Moov, en el área francófona occidental (es decir, Benin, República Centroafricana, Gabón, Costa de Marfil, Níger y Togo). El acuerdo incluyó también a Prestige Telecom, una empresa con sede en Costa de Marfil que ofrece servicios de TI a las operaciones de Etisalat en los seis países mencionados. La medida es resultado del declive constante de sus ingresos, que apenas supuso el 7% de sus ingresos totales en 2014.

Por su parte, Bharti Airtel entró en 15 mercados africanos en 2010, después de la adquisición de las subsidiarias de Zain en el continente y, desde entonces, ha ampliado presencia en dos mercados más. Sin embargo, después de cinco años de operaciones, la empresa de telecomunicaciones está considerando la venta de algunas de sus filiales africanas, en gran parte debido a dudas sobre su sostenibilidad y rentabilidad. De hecho, según IDC, Orange se encuentra actualmente en conversaciones con Bharti Airtel para adquirir cuatro filiales en África francófona y anglófona; es decir, Burkina Faso, Chad, Congo Brazzaville y Sierra Leona).

El principal problema que se encuentran las operadoras es el pobre nivel de las infraestructuras (principalmente las de suministro eléctrico), que afecta al despliegue y mantenimiento de las operaciones de red de alta calidad. Así lo explica Paul Black, director del programa de telecomunicaciones de IDC para Oriente Medio, África y Turquía. "Este problema ha afectado constantemente la rentabilidad de las empresas de telecomunicaciones, debido a los mayores niveles de capital y los gastos operativos que deben comprometer en la construcción y mantenimiento de una infraestructura de telecomunicaciones”, señala el experto.

Además, algunas empresas de telecomunicaciones globales no han sabido adaptar y aplicar estrategias que han tenido éxito en otras regiones. De hecho, la mayoría han sido incapaces de localizar sus estrategias globales para adaptarse al mercado africano.

Según el analista de IDC, para aumentar la probabilidad de éxito, las operadoras con intereses en el mercado africano deben centrarse en el desarrollo de productos y servicios que cubran las necesidades del mercado local, en especial, de las pequeñas y medianas empresas.

Por otro lado, las que quieren entrar en África debería adaptar las estrategias a este mercado, y no descartar la opción de operador de red móvil virtual (MVNO, en sus siglas inglesas, como posible vía de entrada.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información