Telecomunicaciones | Noticias | 18 OCT 2013

ITU pide a Europa que adopte su estándar de cargador universal

Aprovechando que el uso de cargadores universales para móviles será obligatorio en la UE, ITU hace un llamamiento al Parlamento Europeo para que adopte su norma ITU-T L.100.
ITU
Hamadoun I. Touré, secretario general de ITU
Network World

Una enmienda de la Directiva del Parlamento Europeo sobre equipos radioeléctricos exigirá que esos equipos y, en particular, los teléfonos móviles, sean compatibles con un cargador universal. Esta decisión se basa en el Memorándum de Entendimiento (MoU) de 2009 concertado por la Comisión Europea con 14 grandes fabricantes de dispositivos, que selló el compromiso con normas comunes para los smartphones.

 

Aprovechando esta oportunidad de revisar la enmienda, ITU ha hecho un llamamiento para que se mencione específicamente su solución de cargador universal recogida en la  Recomendación ITU-T L.1000, una norma aprobada por 193 estados miembros y unas 700 empresas del sector privado que ya ha sido adoptada por muchos fabricantes de dispositivos y apoyada por proveedores de servicios del mundo entero.

 

"Con el cargador universal de ITU hemos encontrado para el dificilísimo problema de los residuos electrónicos una solución de sentido común que se aplica al mayor número posible de dispositivos móviles. Insto al Parlamento Europeo a que mencione específicamente en la futura directiva una norma acordada mundialmente por ITU. De este modo, los fabricantes podrán reducir sus costes unitarios de producción mediante economías de escala y limitar la duplicación de dispositivos, reduciendo así la utilización de materias primas y limitando considerablemente los residuos electrónicos", afirma Hamadoun I. Touré, secretario general de ITU.

 

El cargador universal de la UIT extiende la utilización de adaptadores eléctricos externos a la gran mayoría de dispositivos móviles, de los teléfonos móviles 2G a 4G y otros dispositivos portátiles como los teléfonos inalámbricos, lectores Mp3/Mp4, tablets, cámaras, auriculares inalámbricos y GPS. La norma sobre el cargador universal dispone de la flexibilidad necesaria para tener en cuenta diferencias entre las regiones y da prioridad a la eficacia energética, una vida útil prolongada y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de desechos electrónicos.

 

Eficiencia energética

La Recomendación UIT-T L.1000 contiene además la especificación de los medios para reducir al mínimo el consumo eléctrico durante los periodos sin carga (menos de 0,15W), lo cual permite realizar ahorros energéticos considerables. También se especifica que un cable desmontable es obligatorio para que el cargador y el cable se puedan utilizar con todo tipo de teléfonos móviles y otros dispositivos.

 

Casi el 70% de los usuarios de teléfonos móviles poseen ahora un cargador normalizado, y la próxima etapa importante consistirá en dejar de suministrar  sistemáticamente cargadores con los teléfonos nuevos. Varios estudios han demostrado que los consumidores están haciéndose a la idea del concepto de cargador universal y, en una reciente encuesta de mercado, el operador británico O2 descubrió que, si pudieran elegir, 82% de los clientes comprarían un teléfono sin cargador. Los consiguientes ahorros de desechos electrónicos son potencialmente ingentes, ya que según algunas estimaciones los consumidores del mundo entero se deshacen 82.000 toneladas de cargadores redundantes al año. Volver obligatoria la utilización del cargador universal de ITU tendría consecuencias muy beneficiosas para los países en desarrollo, que son los que soportan actualmente la mayor parte del problema de los residuos electrónicos.

 

Además de la norma ITU-T L.1000 para los dispositivos móviles, ITU también ha publicado una solución de carga universal para dispositivos TIC fijos tales como módems, descodificadores, equipos de redes domésticas y teléfonos fijos. La  Recomendación ITUT L.1001 "External universal power adapter solutions for stationary information and communication technology devices" reducirá aún más el número de cargadores fabricados porque aumentará la variedad de dispositivos compatibles, facilitará la reutilización y el reciclaje de adaptadores y aumentará la calidad de fabricación y la resistencia a las sobretensiones. Esta Recomendación, que tiene por objeto promover una vida útil de los adaptadores de por lo menos 10 años, limitará la duplicación de dispositivos y la demanda de materias primas, y propiciará una reducción significativa de los residuos electrónicos.

 

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información