Telecomunicaciones | Noticias | 23 FEB 2016

Huawei da las claves del futuro de las operadoras en el MWC

La compañía ha empleado el primer día oficial del Mobile World Congress en Barcelona para hablar de las ambiciones de la compañía respecto a 5G, el gran protagonista de la última semana en la empresa china.
huawei ryan ding
Patricia Bachmaier, Barcelona

Consciente de la transformación digital que está viviendo el mercado, Huawei apuesta por una visión nueva en la que las operadoras deben aceptar el cambio de roles de las redes. Respecto a esta transformación, Huawei ha resumido su posición en una frase: "La mejor forma de controlar el futuro es crearlo", según comentaba Guo Ping, presidente ejecutivo de Huawei en el Mobile World Congress.

¿Qué ha llevado a la compañía a aspirar a un nuevo modelo? Su objetivo es ser capaces de ofrecer un ecosistema abierto que permita a los usuarios participar en su creación y configuración activamente; ya han desarrollado su IoT en código abierto con este fin. Y para ello necesitan 5G tanto como 5G necesitará al nuevo sistema. Pero para poder llegar a este nuevo mundo tecnológico es necesario dar tres pasos claves, según Guo Ping.

El primero es el aumento de la conectividad. Según explica Ping, la compañía la está ampliando con el objetivo de lograr para 2025 un 55% más de conexiones, lo que se traduciría en un total de 100.000 millones de conexiones. Actualmente el 99% de los dispositivos no están conectados, un porcentaje que ya está reduciéndose poco a poco conforme se empieza a implementar el Internet de las Cosas. En un futuro, "la conexión entre 7.000 millones de personas solo supondrá el 10% de las conexiones totales, ya que los dispositivos sobrepasarán de sobra las conexiones humanas", ha especificado el CEO de Huawei.

Para ampliar la conectividad Huawei propone el uso de la tecnología 4,5G de la que habló la semana pasada y cuyo despliegue comercial ha iniciado con la presentación de GigaRadio, una solución de estación base que facilitará el despliegue de 60 redes comerciales 4,5G en 2016.

Además, cuenta con tecnología de banda estrecha de Internet de las Cosas (NB-IoT, por sus siglas en inglés). Esta tecnología que está desarrollando Huawei empleará una frecuencia diferente hasta ahora no explotada: gracias a ello podrán emplear la banda sin problemas, aunque con menor velocidad.

Eso sí, esta latencia no supone un gran problema, ya que en el IoT, los dispositivos lanzan un informe del estado de sus funciones cada 30 segundos, por lo que no necesitan un tiempo real para ser efectivos. Además, como grandes ventajas el gasto de energía se reduce mucho y permite mayor profundidad de cobertura, llegando a sitios donde antes no se podía por densidad. Para trabajar en la NB-IoT se necesita todavía desarrollar antenas que trabajen fácilmente en estos ambientes, ya que los prototipos actuales son demasiado grandes.

No todos los usos de la IoT serán domésticos, también mejorarán la productividad de las empresas y la seguridad de las ciudades; con esto en mente Huawei a desarrollado el "Slicing", es decir, emplear cada capa de la red en un tipo de función diferente de forma que funcione de forma más eficaz.

"No olvidemos que el futuro se encuentra en el contenido visual, los vídeos, imágenes, la realidad virtual y la aumentada... por ello el 4,5G y el 5G son tan importantes, sin ellos no podemos avanzar",  ha explicado Ping. La compañía siempre ha insistido en que el desarrollo de estas dos redes no suponen un mercado nuevo, si no que es la evolución natural de las redes. Como comentó al principio del MWC Ryan Ding, el director ejecutivo de Huawei y presidente de productos y soluciones, "siempre insistimos en Huawei en que el desarrollo de estas dos redes no suponen un mercado nuevo, si no que es la evolución natural del negocio, el objetivo es centrarnos en ellas en el futuro".

La segunda clave que ha señalado el CEO de Huawei para llegar a 5G es permitir la verticalidad de las industrias: "Debemos dejar de impulsarnos por la oferta y empezar a impulsarnos por la demanda. Lo que el público pide es disminuir la latencia y aumentar la conectividad ya comentada, esto resultará en beneficio de todos en muchos campos diferentes: la seguridad de las ciudades, la red eléctrica, la educación, la sanidad, el transporte...", ha añadido el CEO de Huawei durante la presentación.

La tercera clave de la que ha hablado Ping es permitir la transformación digital, el paso total a que esté absolutamente todo disponible en la nube con una infraestructura definida por software, una estandarización que permita operaciones más ágiles y optimice su uso.

Huawei hace especial incapié en las repercusiones que tendrá 5G en el uso diario de IoT: por ejemplo, la compañía ya ha empezado a implementar el 2K y en algunos casos el 4K en las televisiones, que además están inteconectadas a la red para poder compartir la experiencia con otros. También permite visualizar en tiempo real lugares públicos, como un centro comercial, para ver cuánta gente hay, si hay un ambiente animado en una zona, etc. Tal y como ya anunció ayer la empresa las posibilidades del 5G aún están por desarrollarse, aunque lo que si está claro es que queda mucho por ofrecer.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información