Telecomunicaciones | Noticias | 17 SEP 2014

El nuevo escenario competitivo de las telecomunicaciones españolas

Con los activos fijos de Jazztel, también Orange podrá ofrecer servicios 'cuádruple play', posicionándose de nuevo como competidor directo de Telefónica y Vodafone.
Internet de las cosas
Network World

La oferta realizada por Orange para hacerse con Jazztel, de ser aprobada finalmente, convertiría a la compañía resultante en la “incontestable número dos en servicios fijos y la tercera en móviles en España, por detrás de Vodafone, a la que podría superar rápidamente”, ha asegurado Stephane Ricard, CEO del operador francés. Y es que, como afirma IDC, en el fondo de este acuerdo se encuentra la posición competitiva de Orange en nuestro país.

 

Según IDC, las telecomunicaciones españolas se han movido en un entorno muy turbulento durante los últimos años. A consecuencia de la recesión económica y del enorme crecimiento del desempleo, los españoles han recortado drásticamente sus gastos en telecomunicaciones, provocando grandes pérdidas en ingresos y clientes, especialmente en el segmento del móvil, pérdidas que se exacerbaron cuando Telefónica y Vodafone decidieron dejar de subvencionar la compra de dispositivos. Finalmente, la mala acogida de la medida por los consumidores empujó a Vodafone a rectificar y volver a la subvención de terminales, pero la respuesta de Telefónica a la pérdida de clientes fue diferente. Telefónica lanzó –y con éxito– la oferta cuádruple play (quad play) Fusión, que permite a los usuarios contratar servicios combinados de telefonía fija y móvil, acceso a Internet y TV en una suscripción única. A los tres meses de su introducción, Fusión ya contaba con un millón de clientes.

 

La oferta quad play de Telefónica supuso para Vodafone y Orange una clara desventaja competitiva puesto que carecían de activos fijos. En un primer momento ambos respondieron anunciando su intención de embarcarse conjuntamente en un programa de despliegue de infraestructura de fibra. Más tarde, sin embargo, Vodafone cambió su estrategia hacia la compra de operaciones de cable en Alemania y Reino Unido, y en marzo de 2014 anunció un acuerdo para adquirir el cableoperador español Ono por 7.200 millones.

 

La adquisición de Ono por Vodafone dejó a Orange en una situación delicada frente a Telefónica y Vodafone, tan delicada, asegura IDC, que difícilmente podría tolerarla mucho tiempo. Por ello no sorprende la oferta que acaba de hacer por Jazztel, cuya base de clientes triple play Orange puede utilizar para crear sus propias ofertas quad play. La filial española de Orange puede ahora posicionarse de nuevo como competidor directo de sus dos principales rivales en nuestro país.

 

Yoigo en venta

Este nuevo entorno competitivo –los tres grandes operadores móviles con operaciones significativas también en servicios fijos- introduce enormes dificultades para Yoigo. Recientemente, su propietario, TeliaSonera, ha mostrado un renovado interés en vender su filial en España; de hecho, Jazztel estuvo entre el grupo de potenciales compradores. La oferta de Orange por Jazztel elimina tal posibilidad, pero la venta de Yoigo parece cada vez más probable.

 

La compra de Jazztel no solo fortalece la posición competitiva de Orange en España, sino que, como señala IDC, se alinea con la estrategia dominante en el grupo francés hacia la convergencia fijo-móvil. Orange es un operador totalmente convergente en Francia y Polonia, pero su vertiente fija no es tan potente en otros mercados europeos. Con Jazztel tal debilidad desaparece en España.

 

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información