Telecomunicaciones | Noticias | 08 OCT 2014

El consumo de vídeo bajo demanda es ya casi igual al de TV convencional

Tags: Streaming
La edición 2014 del informe anual Ericsson ConsumerLab TV & Media revela que en España, al igual que a nivel global, el consumo de streaming de vídeo casi iguala ya al de la TV convencional.
Ericsson TV-E2E
Network World

Ericsson, que a principios de septiembre presentó mundialmente los resultados del estudio, aporta ahora detalles de la situación particular de nuestro país, para el que identifica cuatro tendencias relevantes específicas. En primer lugar, el contenido bajo demanda gana protagonismo entre los hábitos de cada vez un mayor número de consumidores, pese a que España es de los pocos países donde ha crecido el consumo de TV convencional. En concreto, el porcentaje de usuarios que consume vídeo en streaming (YouTube, vídeos cortos, películas, programas, series de TV) casi ha alcanzado al de TV de programación convencional: 80% frente a 85%.

 

En segundo lugar, continúa la reducción de servicios, sobre todo entre los usuarios avanzados. Los consumidores analizan cada vez más los paquetes de servicios de TV para ajustarlos a sus necesidades. Esta tendencia se está generalizando a medida que los servicios OTT (Over-The-Top), los que se transmiten a través de infraestructuras de banda ancha sin que las operadoras y sus redes puedan controlar su distribución, se convierten

en algo más que una fuente de contenido en el hogar. De hecho, según indica el informe de Ericsson, un 51% de los entrevistados en España asegura haber reducido servicios, o incluso se han dado de baja en los paquetes contratados de TV durante el pasado año.

 

En tercer lugar, crece significativamente el consumo de vídeo en dispositivos móviles. Los usuarios de smartphones han incrementado su tiempo de visionado en un 79% desde 2012: los entrevistados afirman consumir hasta seis horas de vídeo a la semana en sus smartphones, cuatro de esas horas mientras están en casa. Son sobre todo los más

jóvenes los que tienen hábitos de visionado más flexibles. En este sentido, el 24% de los encuestados españoles asegura que empiezan a ver un

programa de TV específico, espectáculo o película en un dispositivo, luego lo interrumpen o detienen y después lo siguen viendo en otro dispositivo.

 

Finalmente, y en cuarto lugar, relacionarse alrededor de un contenido de TV cobra cada vez más importancia: un 29% cree que la interactividad es una parte relevante de la experiencia de TV, y un 31% conversa online cada semana sobre contenidos de TV y vídeo usando un dispositivo móvil paralelo mientras ven dicho contenido.

 

Crece el ‘atracón televisivo’

El informe demuestra que los paquetes de TV de pago de las cadenas tradicionales son percibidos por muchos usuarios como plataformas de contenidos que permiten al usuario seleccionar fragmentos para verlos cuando quieran, utilizando los grabadores de vídeo digitales. La función de grabar está contribuyendo también a alimentar la tendencia del ‘atracón televisivo’, que comenzó con la llegada de las series de TV y las sagas de

películas empaquetadas, y que contrasta con la experiencia tradicional de TV de esperar una semana para ver cada nuevo episodio.

 

Por todo ello, dicho ‘atracón televisivo’ gana terreno. El 52% de los españoles prefiere ver varios episodios de una de sus teleseries favoritas de una sola vez. La facilidad de uso y la ausencia de costes adicionales lo hacen posible. Con la popularización de los servicios OTT y los grabadores de vídeo, se ha generalizado la costumbre de visionar varios episodios seguidos.

 

En cuanto a la disponibilidad de los contenidos, los españoles señalan a la compartición de documentos, YouTube y el streaming ilegal de películas, programas y deportes como las principales fuentes de contenidos.

 

La convergencia de los dispositivos, servicios y plataformas es una demanda cada vez más latente entre los usuarios. Por ejemplo, se ha detectado que los consumidores no valoran tener que utilizar diferentes mandos a distancia para según qué contenidos. Asimismo, genera irritación entre los usuarios no poder acceder a determinados servicios a través de la interfaz principal y no poder buscar contenidos a la vez que se ven otros

contenidos desde un servicio diferente. En la misma línea, el estudio detecta frustración por tener que meter claves cada vez que se utiliza un servicio en lugar de poder pasar de uno a otro simplemente desconectándose y conectándose.

 

El informe, que se publica por quinto año consecutivo, también desvela que casi uno de cada cinco espectadores (19%) aceptaría pagar por acceder a sus contenidos favoritos desde cualquier dispositivo, un 25% más que hace dos años.

 

Hacia una era de alta calidad

Los resultados, basados en entrevistas a más de 23.000 personas de 23 países, muestran que el cambio en el comportamiento de los usuarios está acelerando el cambio de la industria de medios y de la TV. Esto supone abandonar los viejos formatos y modelos de negocio y dirigirse hacia una era de alta calidad y entretenimiento bajo demanda.

 

A pesar de que el 41% de los consumidores manifiestan su deseo de poder ver sus programas favoritos en cualquier lugar, existen dos grandes barreras: el coste del tráfico de datos y el coste del propio contenido. El estudio también ha puesto de manifiesto que muchas personas no están dispuestas a renunciar a la calidad, mientras que un 43% concede importancia a la Ultra Alta Definición.

 

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información