Telecomunicaciones | Noticias | 14 NOV 2014

El 35% de los edificios no podrán resintonizar las antenas antes de fin de año

Según la Federación Nacional Coordinadora de Telecomunicaciones (FECOTEL), no se podrán acometer trabajos de adecuación al ?dividendo digital? en al menos el 35% de edificios de toda España antes del próximo 31 de diciembre, en muchos casos por falta de piezas de sustitución.
Sony Cloud TV Streaming
Network World

La escasez de stock se debería, de acuerdo con la entidad, al excesivo retraso en el comienzo de esta fase del dividendo digital y el corto periodo para ejecutarlo. “No hay suficiente aprovisionamiento de material; los fabricantes no tienen las condiciones adecuadas para fabricar todo los equipos necesarios y servirlos antes de final de año; y las empresas no podían hacer previsiones porque no había confirmación oficial del comienzo de este proceso”, argumenta José Manuel Muñiz, portavoz de FECOTEL. “Los fabricantes no tienen capacidad para sacar piezas al mercado tan rápido. Necesitan al menos tres meses para poder servir material a los instaladores. Es decir, si lo pidiéramos ahora como está ocurriendo, no tendríamos los repuestos hasta febrero o marzo del próximo año”.

 

Las empresas instaladoras de telecomunicaciones en España calculan que se ha pedido alrededor del 75% de las piezas que será necesario cambiar en las instalaciones de las comunidades de vecinos hasta el próximo 31 de diciembre de 2014 a causa del dividendo digital. El resto, un 25%,  no estarán disponibles. Teniendo en cuenta que hay un millón de edificios afectados en España -explica Muñiz- y que a algunos de ellos no tendrán que ser objeto de reparación, “calculamos que nos quedan al menos 100.000 edificios para cuyas adecuaciones los instaladores no tendremos piezas para sustituir y, por tanto, no podremos repararlas. Muchas de ellas se quedarán sin ver la televisión a partir del 1 de enero de 2015”. Pero esta cifra se eleva al 35% del total (300.000 edificios) si sumamos las cabeceras programables y otras que por falta de tiempo no podrán ser atendidas adecuadamente.

 

FECOTEL también advierte de que, independientemente de la falta de material, estiman “muy poco tiempo” el estipulado para abordar el trabajo que se les avecina. “No hay demanda porque el ciudadano no tiene información al respecto. A la fecha que estamos, la gente aún no sabe qué es el dividendo digital y qué significa. Está confusa. Resintonización, publicidad y anuncios de los operadores de televisión… En definitiva, no saben qué es lo que hay que hacer”,  asegura José Manuel Muñiz.

 

Fraudes e intrusismo

Por otra parte, la federación nacional de empresas instaladoras está recibiendo una cantidad ingente de quejas y reclamaciones sobre reparaciones de empresas no homologadas y no inscritas en el registro oficial del Ministerio. “Están proliferando las empresas pirata aprovechando la coyuntura y en la mayoría de los casos están haciendo chapuzas que luego los verdaderos instaladores tenemos que solventar. Los consumidores -añade el portavoz José Manuel Muñiz- no deben olvidar que no recibirán subvención si no contratan a una empresa habilitada por el Gobierno para este tipo de trabajo.  Y tampoco deben olvidar que en caso de que la empresa no esté homologada, pierde garantía, posibilidad de reclamar y seguramente dinero, porque tendrá que volver a adecuar su instalación pagando de nuevo, esta vez a las empresas que tienen la cualificación técnica para hacerlo”.

 

Un ejemplo de los fraudes que se están produciendo en estas semanas es colocar en cualquier instalación filtros y antenas. Según Muñiz, “esto es un engaño en toda regla, ya que no solo no son la solución necesaria a este proceso, si no que dejan sin ver la televisión a sus propietarios de forma inmediata, y luego les resulta imposible recuperar su dinero.”

 

Las empresas instaladoras estiman que en la actualidad se han adecuado aproximadamente un 10% del total de las instalaciones que deben ser objeto de adecuación para que los vecinos de las comunidades puedan ver la televisión a partir del 31 de diciembre de 2014.

 

Subvenciones insuficientes

FECOTEL manifiesta asimismo su “asombro” general ante el decreto publicado en el BOE sobre las subvenciones al dividendo digital “por lo tarde que llega, lo que ha supuesto un retraso importante en el arranque de la demanda”. Además, según la entidad, a las cifras aportadas en la web del Ministerio hay que añadir el IVA que cargarán los instaladores, lo que supone una pérdida del 21% del coste total de  la factura para las comunidades de propietarios. Según los cálculos de la federación a partir de las cifras aportadas por el Ministerio, las comunidades deberán abonar entre un 25 y un 30% del coste total de la reparación.

 

José Manuel Muñiz alerta además de que una parte importante de las comunidades no tendrán acceso a las ayudas porque el decreto limita la concesión de las subvenciones hasta las instalaciones que cuentan con un máximo de tres cabeceras. “El Gobierno sigue sin escuchar a los instaladores en este proceso. Al final son nuestras empresas las que se van a tener que ver cara a cara con los usuarios finales y los que vamos a sufrir en primera persona todas las vicisitudes del proceso”.

 

Ampliación de plazos

Tras estudiar el citado decreto aparecido en el BOE el pasado martes 11 de noviembre, FECOTEL pide al Gobierno que se forme una comisión análoga a la que se creó para la transición de la televisión analógica a la Televisión Digital Terrestre en la que se cuente con todos los interlocutores. Con ella, “muchos de estos problemas no existirían”, apostilla Muñiz. Pero sobre todo se exige al Gobierno que tome medidas de ampliación de plazos para que puedan ser atendidas el 100% de las instalaciones afectadas.

 

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios