Telecomunicaciones | Artículos | 01 NOV 2007

Comunicaciones eficientes: Algo más que una moda

Raúl Izquierdo.
Las comunicaciones eficientes, en su término puro, suponen el aprovechamiento de los recursos disponibles para las empresas en el ámbito de sus redes de comunicación. De forma tradicional, estas redes no han sido adecuadamente gestionadas, controladas y aprovechadas, dando lugar a situaciones poco beneficiosas para las organizaciones. Ahora es el momento de buscar soluciones realmente eficientes.
Las características que pueden dar lugar a catalogar una red de comunicaciones como “eficiente” es variable, en función de las necesidades de recursos que tenga cada organización en materia de comunicaciones. El aprovechamiento eficiente de los recursos técnicos asociados a las comunicaciones de una empresa con una gran dependencia de otros centros de oficinas geográficamente distribuidos no es el mismo que el de una organización con un importante número de usuarios móviles, por ejemplo. Pero como elemento general, se puede decir que las comunicaciones eficientes han de ser, ante todo, flexibles a las necesidades presentes y futuras de las organizaciones, permitiendo un aprovechamiento óptimo de los recursos que cada empresa destina a este capítulo.
Para saber si nuestras comunicaciones son realmente eficientes, tendremos que conocer el estado de las comunicaciones en la organización. Un aprovechamiento ineficiente de las comunicaciones puede dar como resultado la inexistencia de posibilidades que mejoraría el trabajo diario de la organización. Actualmente, una empresa sin comunicaciones es una organización que no existe, y como tal está fuera del mercado, de sus proveedores y clientes, actuales y potenciales. Por ello mismo, una empresa que no optimiza sus comunicaciones se enfrenta a una desventaja competitiva frente a cualquiera de sus competidores más avanzado en este campo.
Los beneficios de las comunicaciones eficientes son siempre un mejor aprovechamiento de los recursos en este campo: mejores servicios de telefonía, una infraestructura de datos más segura, potente y rentable, mayores y mejores servicios disponibles sobre la infraestructura de comunicaciones, un conocimiento claro y detallado de la situación actual y las necesidades futuras, etc. Desde el punto de vista del ahorro, las comunicaciones eficientes evitan la duplicidad de recursos y un adecuado dimensionamiento de los recursos técnicos.
En definitiva, disponer de una estimación a corto y medio plazo de las necesidades futuras, un plan de implantación y un asesoramiento continuo sobre las novedades y alternativas disponibles son los factores clave que pueden marcar la diferencia.


Raúl Izquierdo, Responsable de Desarrollo de Negocio de Alhambra-Eidos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información