Telecomunicaciones | Artículos | 01 JUN 2007

BT reorganiza su negocio para convertirse en un proveedor de servicio de TI en red. Luis Álvarez, nombrado presidente de la región EMEA y Latinoamérica

Juana Gandía.
Fruto de la reorganización emprendida por BT, Luis Álvarez abandona la filial española para dirigir la región EMEA y Latinoamérica. BT España vive un excelente momento económico y la deja haciendo frente a un nuevo reto como OMV.

BT se ha reestructurado para acelerar su transformación en una compañía de servicios de TI en red y suministrar su oferta de manera más rápida y eficiente en operatividad y costes. La nueva estrategia se inició hace cuatro años, momento en el que decidió dejar el mercado de las comunicaciones de banda estrecha y centrarse en las de banda ancha. Ahora, dando un paso más, la compañía ha reorganizado su estructura, unificando su fuerza laboral de diseño, operaciones, TI y redes bajo la dirección de Andy Green, CEO del Grupo de Estrategia y Operaciones.
Fruto de esta iniciativa, BT ha renovado el equipo directivo de su división BT Global Services, que operará bajo la dirección de su nuevo presidente ejecutivo, François Barrault, mientras que la presidencia de la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y Latinoamérica será asumida por Luis Álvarez Satorre, que hasta ahora ocupaba la presidencia de la filial española y que será sustituido provisionalmente por Jacinto Cavestany.
Para Álvarez, su nombramiento supone un “reconocimiento al trabajo que hemos venido haciendo en España como equipo, porque creo que es asi como se consiguen los triunfos. El que un ejecutivo español tenga la oportunidad de influir y dirigir en el Grupo, como en este caso, creo que dice mucho a favor de la compañía. Pero también da un poco de vértigo porque es una responsabilidad tremendamente importante, con muchos retos por delante”. Continuar en la misma línea de crecimiento y rentabilidad es el principal reto que se plantea Luis Álvarez en su nuevo cargo. “Mi objetivo se va a centrar en consolidar a BT como líder de la economía digital en red, que viene siendo una premisa en la compañía ya desde hace unos años y cuya capacidad para conseguirlo también hemos venido demostrando”.

Un año mágico para España
Álvarez deja la filial española con unos resultados superiores a los del sector, que ha crecido un 9% según el informe de Aetic, y en un momento en el que se enfrenta a un nuevo reto como operador móvil virtual (OMV). Durante el pasado ejercicio, BT España obtuvo unos ingresos de 466 millones de euros, con un crecimiento del 15% y una rentabilidad del 24% respecto al año 2005. “Nuestro objetivo siempre ha sido seguir una línea en la que el crecimiento de la rentabilidad sea mayor que la de los ingresos. Este era uno de los objetivos que nos habíamos marcado y lo estamos manteniendo (…) Este ha sido un año mágico. Se han cumplido casi todos nuestros sueños”, afirma el presidente de la región EMEA y Latinoamérica.
Luis Álvarez plantea 2007 como un año de continuidad en lo que a estrategia se refiere, pero de crecimiento en cuanto a rentabilidad. “Queremos seguir creciendo más que el mercado y para ello continuaremos innovando en servicios convergentes. Además, hay que tener cuenta que contamos con una saneada cartera de pedidos, que ha crecido más de un 32%, y que después del verano vamos a iniciar una nueva experiencia como OMV para empresas a través de la red de Vodafone”.
Las nuevas responsabilidades que asumirá Luis Álvarez le impiden seguir al mando de la filial española, aunque seguirá supervisando su evolución como parte de sus responsabiidades para EMEA.


Consolidar posiciones en Latinoamérica
--------------------------------------------------------
Entre las responsabilidades que asumirá Luis Álvarez en su nuevo cargo se encuentra seguir llevando las operaciones de servicios de BT en Latinoamérica, como lo hace desde 2005. “España era la encargada de organizar el negocio y ahora voy a ser el punto de coordinación. Nuestra presencia en este mercado, que ha registrado un rápido crecimiento, se ha visto aún más reforzada con la compra de Comsat Internacional. Esta operación nos ha permitido multiplicar por 10 los 17 puntos de acceso de red que teníamos en la región”. La adquisición de Comsat situará a BT, además, como una de las tres principales operadoras de la zona en el sector de empresas y Administraciones Públicas, junto a Telefónica y Telmex. Comsat es la tercera empresa que BT compra en la zona, tras Infonet y la brasileña Telexis.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información