Telecomunicaciones | Artículos | 01 OCT 2010

Beneficios medioambientales del trabajo remoto

Phil Made.
Hoy en día es mayor que nunca la necesidad de las empresas de reducir su huella de carbono. Hay nuevas legislaciones sobre las emisiones de carbono que podrán tener un impacto financiero significativo en la mayoría de las empresas. El Plan de Acción 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética (continuación del plan 2005-2007), se integra en el Plan de Acción de Eficiencia Energética comunitario, contribuyendo con ello a dar una respuesta desde España, no sólo a la consecución del compromiso establecido en la Directiva Europea, que define un marco de esfuerzo común para conseguir un ahorro energético de un 9% para el año 2016, sino también a un objetivo mucho más ambicioso: alcanzar niveles de ahorro del 20% en el horizonte de 2020. En este sentido, los objetivos establecidos en el Plan 2008-2012 de España superan el establecido en la Directiva, alcanzándose un ahorro del 11% ya en 2012. Como resultado, las empresas están obligadas a introducir objetivos a largo plazo sobre cambio climático que supondrán costes importantes para todos.
Existe una serie de opciones disponibles para ayudar a reducir las emisiones de carbono en la empresa, como la obtención de electricidad por medio de recursos sostenibles, la adopción de sistemas de videoconferencia gestionada para reducir los viajes de negocios y, una de las más sencillas, la aplicación de una política de trabajo remoto. El trabajo a distancia no sólo reduce la huella de carbono de una organización, sino que también permite un potencial ahorro de costes. Un beneficio adicional es que la empresa no se ve tan gravemente afectada por condiciones climáticas adversas o de problemas de transporte cuando el personal ya está trabajando de forma remota. Esto ayuda considerablemente a tener un plan sólido de continuidad de negocio.
Los principales beneficios medioambientales del trabajo a distancia son la reducción de los viajes innecesarios, que pueden tener un gran impacto sobre las emisiones de carbono de una organización, y la consiguiente reducción en el uso de espacio de oficinas, equipos y electricidad. Con los empleados trabajando fuera de la oficina, las organizaciones pueden ahorrar en calefacción, refrigeración y consumo de energía, lo que se suma a una reducción significativa en su huella de carbono. Y no debemos ignorar los beneficios para los empleados; el trabajo a distancia es una manera importante de ayudar a conciliar trabajo y vida privada.
Muchas empresas pueden creer que los cambios necesarios en TI y en infraestructura de red para implementar el trabajo a distancia son demasiado complejos y costosos, pero soluciones de redes del tipo IPVPN ofrecen el eje para realizar el trabajo remoto. Las redes de próxima generación también ofrecen compatibilidad con aplicaciones que se están convirtiendo rápidamente en fundamentales, tales como voz sobre IP y la videoconferencia gestionada. Mediante la convergencia de redes que facilitan el uso de estas aplicaciones, las organizaciones pueden reducir la necesidad de viajar para asistir a reuniones, reduciendo significativamente las emisiones de carbono.
Existe una variedad de tipos de trabajo a distancia, desde los trabajadores en el domicilio a los trabajadores de campo y aquellos que viajan temporalmente, cada uno con diferentes necesidades, desde el trabajo remoto completo con acceso a todas las aplicaciones y archivos corporativos y los que requieren un acceso limitado a los sistemas de correo web o el CRM. Estas necesidades se satisfacen estableciendo una IPVPN, permitiendo que los trabajadores remotos se conecten a la red empresarial a través de cualquier proveedor de banda ancha, de red o Wi-Fi.

Controles de seguridad
Pero el trabajo a distancia tiene sus riesgos, que pueden variar desde la navegación inadecuada y la introducción de malware en la red corporativa hasta la pérdida de datos, haciendo que la información sensible sea vulnerable a la corrupción y los virus. Para mitigar y reducir estos riesgos deben aplicarse los controles de seguridad adecuados, mediante consideraciones de autenticación, tiempos de acceso, o el bloqueo de los extremos, entre otros.
Encontrar el equilibrio adecuado entre las necesidades empresariales y las opciones de red disponibles asegurará que las empresas estén preparadas adecuadamente para el trabajo remoto. Para muchas empresas hoy en día, es fundamental que los empleados estén constantemente conectados a sus colegas, clientes y proveedores estén donde estén, todo el día, en cualquier dispositivo. Con la infraestructura correcta el trabajo a distancia se está convirtiendo en un factor de negocio que puede reducir el impacto medioambiental, reducir costes y aumentar la eficiencia y la productividad.


Phil Made
Director de Operaciones de Cable&Wireless Worldwide

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información