Seguridad | Noticias | 27 ABR 2016

Fortinet avanza en seguridad perimetral con Security Fabric

Fortinet ha añadido Security Fabric a sus soluciones de seguridad, una arquitectura integrada y colaborativa, diseñada para ofrecer seguridad distribuida para empresas ante los nuevos retos de proteger dispositivos remotos y redes cloud.
Fortinet FortiGate 6040E
El nuevo modelo FortiGate 6040E pertenece a la nueva generación de firewall que ya soportan velocidades de 320 Gbps
Alfonso Casas

Fortinet Security Fabric consta de una arquitectura pensada para mejorar la comunicación directa entre algunos de sus productos como puedan ser los firewall FortiGate de nueva generación, los firewall de aplicaciones Web FortiWeb, así como los sistemas avanzados de protección ante amenazas FortiSandbox y FortiMail. La compañía también destaca que Security Fabric es compatible con soluciones de terceros a través de las correspondientes APIs.

Ken Xie, fundador, presidente y CEO de Fortinet ha destacado que “las nuevas tendencias tecnológicas como es el caso de IoT y cloud computing, están difuminando el perímetro de la red de las organizaciones, con lo que se hace necesario integrar hardware y software para ofrecer una respuesta rápida y unificada ante amenazas”. Es por este motivo por el que la marca ha anunciado Security Fabric, con el fin de garantizar una respuesta rápida y unificada ante amenazas. La compañía pretende ofrecer soluciones completas con las que securizar toda la infraestructura, incluyendo redes inalámbricas y cableadas, dispositivos IoT y sensores, capas de acceso, modelos de cloud pública e híbrida, redes definidas por software y sistemas virtualizados.

La propuesta actual de seguridad por parte de Fortinet queda compuesta de los últimos firewalls empresariales pertenecientes a la serie FortiGate 6000E y 2000E, equipados con la generación de procesadores FortiASIC CP9. También se han incorporado importantes mejoras en el framework de protección frente a amenazas avanzadas, permitiendo una respuesta automatizada a nivel local en coordinación con los servicios FortiGuard para afrontar las amenazas más globales. Por último, Security Fabric, el componente ahora anunciado que integra sistemas autónomos tradicionales en una única arquitectura diseñada en base a cinco atributos críticos: escalabilidad, conocimiento, seguridad, procesamiento y apertura. En este sentido, el sistema operativo FortiOS actúa como un cuadro de mando único para Security Fabric, realizando inspecciones del tráfico y generando de forma dinámica inteligencia ante amenazas a nivel local y transmitiendo los datos a los laboratorios de FortiGuard.

Los firewall de nueva generación emplean un nuevo ASIC con el fin de descargar a la CPU de la máquina de ciertas funciones de seguridad. También conocido como CP9, el ASIC impulsa el rendimiento de los firewall de nueva generación, englobados bajo la familia FortiGate. Es el caso del modelo FortiGate 6040E que permite velocidades de 320 Gbps frente a los 80 Gbps de los anteriores. El nuevo procesador también aumenta el rendimiento del tráfico de tipo SSL.

Los modelos FortiGate 2000E y 2500E también han implementado el ASIC CP9 incrementando las capacidades para entornos VPN y garantizando una inspección de contenidos más avanzada. El chip CP9 irá haciéndose extensible al resto de modelos de cortafuegos de Fortinet

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información