Seguridad | Noticias | 11 ENE 2018

Continúan las detenciones por delitos en las redes sociales

La Policia Nacional ha arrestado a un usuario que publicaba graves amenazas a responsables de las Instituciones del Estado e incitar al odio y acosar a agentes de la Policía Nacional, mientras la Guardia Civil detenida una persona e investiga otras dos por delitos de odio con motivo del reciente asesinato de dos guardias civiles.
policia wp
Redacción

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo de 53 años de edad como presunto autor de los delitos de injurias graves hechas con publicidad, injurias contra la Corona, calumnias propagadas con publicidad, incitación al odio empleando Internet y acoso. El arrestado utilizaba sus perfiles en Twitter y Youtube para proferir graves injurias y calumnias.

La investigación comenzó el mes de noviembre del pasado año tras el fallecimiento del Fiscal General del Estado. Los agentes analizaron varias publicaciones realizadas en Internet en las que se faltaba gravemente al honor del finado, y comprobaron la extrema gravedad de unos comentarios publicados en Twitter y Youtube.

Las publicaciones analizadas también proferían graves injurias y calumnias a varias Instituciones del Estado como la Corona, el Tribunal Supremo, el Congreso o el Senado además de incitar al odio contra miembros de diferentes partidos políticos y acosar a agentes de la Policía Nacional. 

Los investigadores comprobaron que los comentarios procedían de tres perfiles –dos en Twitter y un canal de Youtube- que correspondían con el mismo titular. Tras ser identificado fue arrestado en Madrid.

Por su parte, la Guardia Civil en la operación “ROCA”, enmarcada a investigar y perseguir posibles delitos de odio en redes sociales, ha procedido a la detención de una persona y a la investigación de otras dos otras dos con motivo de los cometarios que publicaron después del asesinato ocurrido el pasado día 14 de diciembre de dos guardias civiles destinados en el Equipo Roca de Alcañiz (Teruel), y en el que también resultó asesinado un vecino de la localidad de Andorra (Teruel). Se les imputa un posible delito de injurias graves a funcionario público y de odio.

Las investigaciones se iniciaron gracias a la colaboración ciudadana, cuando informaron o “denunciaron” ante la Guardia Civil la existencia de varios mensajes de odio en distintos perfiles de las redes sociales.

Fruto de esta información, la Guardia Civil localizó en las redes sociales el contenido gravemente injurioso y de odio contra los dos guardias civiles asesinados. Estos mensajes iban desde considerar como “buenas noticias” el asesinato de los dos agentes, hasta su comparación con “heroinómanos de los 80”.

Asimismo, los agentes pudieron comprobar que el contenido de los mensajes  de odio e injuriosos carecía de cualquier tipo de privacidad, ya que eran de acceso público y por tanto accesible a cualquier usuario de Internet. Cabe destacar, que en muchas ocasiones el contenido de estos comentarios son difundidos por usuarios anónimos. No obstante, las investigaciones desarrolladas han permitido la identificación de las personas responsables de estas publicaciones. 

Asimismo, los comentarios y referencias en las redes sociales, llevados a cabo en dichos perfiles públicos tuvieron una enorme repercusión, no sólo a través de los propios seguidores adheridos a los usuarios ahora detenidos o investigados, sino también a través de medios de comunicación social que se hicieron eco de la noticia.

Por tal motivo, la Guardia Civil procedió a la detención de una persona el pasado día 3 de enero en la provincia de Zaragoza y a la investigación de otras dos en la provincia de Barcelona.

Colaboración ciudadana

La colaboración ciudadana a través de redes sociales ha sido fundamental en las investigaciones desarrolladas pues además de informar o “denunciar” la existencia de los mensajes de odio y mostrar su absoluto rechazo a los mismos, ha ayudado a preservar su contenido delictivo y el perfil de los autores de un posible borrado o cierre de perfil posterior que hubiera dificultado su investigación a los agentes.

Este tipo de operación policial constituye también un golpe a aquellas personas que intentan desde el anonimato que ofrecen las redes sociales, menospreciar y humillar gravemente a las víctimas y fomentar el odio, dirigido en este caso hacia los dos agentes asesinados precisamente por su pertenencia a una Institución como la Guardia Civil. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información