Seguridad | Noticias | 18 FEB 2015

Atención con los espías eróticos; también roban datos

No es una exageración decir que el sexo compra propiedad intelectual, comercia con secretos y datos de clientes, y es capaz de robar cualquier tipo de información de valor relacionada con datos y redes de las organizaciones.
seguridad_san_valentin
Marga Verdú

“Con toda probabilidad, nos enfrentamos a un incremento de un 300 por cien de casos relacionados con espías externos de líneas eróticas y comercio sexual, con respecto a un año atrás”, afirma T. Casey Fleming, CEO de Blackops Partners Corporation, una firma de consultoría de ciberseguridad.

 

Este incremento del 300% representa un total de 20 casos, teniendo en cuenta la fracción menos significativa de los miles de casos que quedan ocultos año tras año, de acuerdo con Fleming. “De estos 20 casos que observamos el pasado año, los tres ataques más importantes tuvieron una repercusión cuya valoración asciende a varios miles de millones de dólares en forma de robos perpetrados en innovación y secretos comerciales”, apunta Fleming.

 

Ha llegado el momento de recortar los elevados costes y pérdidas ocasionadas por espías externos, a través del seguimiento de CSO bajo la cubierta, con la finalidad de aprender acerca del tipo de herramientas y métodos que estos individuos utilizan para conseguir que los empleados de gran valor se dejen engatusar, ocasionando una sangría de datos en la organización. Con la ayuda de soldados de la información, los datos de la empresa estarán protegidos de ataques relacionados con el robo de información, al tiempo que mostrarán técnicas ofensivas para repeler sus seductores intentos.

 

Los espías externos que enmascaran su identidad con apariencias eróticas o sexuales suelen dirigirse principalmente a empresas británicas y norteamericanas que disponen de información confidencial relacionada con mercados y negocios. “Aunque, recientemente, hemos observado ataques producidos específicamente contra empresas de tecnología, finanzas, atención sanitaria, energía y defensa”, puntualiza Fleming.

 

Las personas que suelen ser objetivo de este tipo de ataques incluyen administradores de sistemas, ejecutivos, y cualquier persona con acceso a grandes volúmenes de datos. “Cuando alguien es los suficientemente importante como para que su compañía contrate vuelos y hoteles para establecer reuniones por el mundo, definitivamente ésta persona se instala en el punto de mira de este tipo de espías eróticos”, concluye el CEO de Blackops Partners Corporation.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información