Networking | Noticias | 30 NOV 2015

Tres tipos de nubes privadas, ¿cuál es la más adecuada para ti?

Del software de código abierto a la infraestructura preconfigurada, existen muchas opciones de nube privada.
cloud computing dinero
Brandon Butler, Network World

Mientras que los usuarios ya no cuestionan el cloud computing como una opción tecnológica viable y es la primera opción de un creciente número de empresas, según Lauren Nelson (analista de Forrester Research), no todos los clientes son tan valientes como afrontar el desafío de la nube publica (dominada por Amazon Web Services y Microsoft Azure). Así emerge el mercado de la nube privada.

Nelson y su colega Richard Fichera han examinado recientemente a 50 suministradores de nube privada para identificar los pros y los contras, dividiendo el mercado en tres grandes grupos para ayudar a los clientes a decidir que nube privada es la más adecuada para ellos. Las nubes privadas son ofertas de Infraestructura-como-Servicio (IaaS), dedicadas a un único cliente, lo que significa que, a diferencia de las nubes públicas, los usuarios no comparten recursos. Las nubes privadas incluyen infraestructura virtualizada, como computación y almacenamiento, que los usuarios pueden acceder en forma de autoservicio. ¿Cuál es entonces la nube más adecuada para cada uno?

 

Soluciones de software

Las plataformas de gestión de nube privada de solo software, ruedan sobre el hardware existente de los clientes. Esta variación de nube privada automatiza el provisionamiento de recursos, gestiona el acceso a los recursos de infraestructura y realiza un seguimiento de su utilización.

Esta es típicamente la mejor opción para organizaciones que han actualizado recientemente su equipamiento y tienen un alto porcentaje de su infraestructura virtualizada. Muchas de estas nubes están construidas sobre infraestructura VMware, con herramientas de gestión de VMware o de terceros. En código abierto, OpenStack es otro sistema de gestión muy popular.

Ejemplos de suministradores de nube privada de solo software: CA Technologies, Cisco, Dell, Egenera, EMC, HotLink, Hewlett Packard Enterprise, IBM, Joyent, Microsoft, Mirantis, OpenStack, Oracle, Rackspace, Red Hat, RightScale, VMware.

 

Sistemas convergentes pre-integrados

Forrester estima que sobre un 13% del mercado de nube privada está compuesto de sistemas que se venden como paquetes combinados de hardware y software. Estos incluyen típicamente un conjunto de hardware de infraestructura convergente que incluye recursos de computación, red y almacenamiento, junto con el software de gestión que incluye capacidad de automatización. Forrester lo denomina “fast-track”, o el camino rápido a la nube privada, porque se compra todo como un conjunto.

Según Forrester, los sistemas convergentes pre-integrados son ideales para clientes que quieren priorizar su foco en los cambios organizacionales cuando se adopta una arquitectura cloud. Son también idóneos para clientes que quieren una plataforma relativamente simple que esté situada en sus propias instalaciones.

Ejemplos de suministradores de sistemas convergentes pre-integrados son: BMC, Cisco, CSC, Dell, EMC, Hitachi, Hewlett Packard Enterprise, IBM, Microsoft, Mirantis, NetApp, Oracle, Unisys, VCE, VMware.

 

Nube privada gestionada
Un pequeño segmento del mercado se compone de nubes privadas gestionadas, que típicamente son conjuntos combinados de hardware y software que están en las instalaciones del cliente, pero que la mayor diferencia aquí es que están gestionadas por un suministrador. En este modelo, el suministrador proporciona, soporte, mantenimiento, actualizaciones e incluso gestión remota de la nube privada. Para una organización, quizá una que no tenga el personal apropiado, es la forma de pasar la responsabilidad de la nube privada al suministrador de servicios. Algunos suministradores ofrecen incluso servicios adicionales, tales como la gestión de las aplicaciones de software que corren en la nube. 

Ejemplos de suministradores que ofrecen nubes privadas gestionadas: Citrix, Cisco, CSC, Dell, EMC, Hewlett Packard Enterprise, IBM Mirantis, Rackspace.

Hay también otra opción: los clientes pueden ir por la opción pura de código abierto. Esto es, tomar una plataforma como OpenStack o Apache CloudStack, bajar el código de forma gratuita e implantarlo. Este, no obstante, es un proceso intensivo en mano de obra, y requiere una alta capacidad técnica.

Los clientes tienen que evaluar qué necesidades de negocio les llevan a considerar la implantación de una nube privada, y determinar la capacidad de su personal para gestionarla. Un aspecto crítico de cualquier implantación cloud es la educación, entrenamiento y la integración continua.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información