Networking | Artículos | 01 NOV 2009

Servicios gestionados. Control de costes e innovación para todos

No sólo la complicada situación económica mundial está impulsando la adopción de servicios gestionados. El auge de este nuevo modelo de entrega y de inversión en TI garantiza a las organizaciones por un coste predecible la experiencia necesaria para afrontar con éxito el nuevo ciclo de innovación que ahora se inicia.

Como una de las grandes tendencias de mercado, las empresas siguen mostrando un gran interés por los servicios gestionados para ayudar a mitigar y gestionar los riesgos asociados a las decisiones tecnológicas, especialmente en un entorno económico como el actual. Según Insight Research, los ingresos por servicios gestionados crecerán de los 30.000 millones de dólares correspondientes a 2008 a 43.000 millones en 2013.

Incluso las organizaciones que tradicionalmente han mantenido y controlando internamente sus servicios están hoy ya al menos evaluando si externalizar selectivamente la gestión y monitorización del día a día a terceros a fin de sacar partido de los gastos mensuales predecibles que ofrecen los servicios gestionados. Así lo constatan todos los análisis de mercado, como el 2009 Spring Benchmark de Nemertes Research, que concluye que el 60% de los participantes en el estudio asegura estar planificando incrementar el uso que ya hacen de los servicios gestionados a partir de este mismo año. Reducción de los presupuestos, reducción del staff, falta de experiencia especializada y aumento de la demanda para soportar aplicaciones más complejas son las razones más citadas. La creciente fuerza de trabajo distribuida también juega un papel impulsor, ya que gestionar sitios remotos supone un reto añadido al departamento TI, con gran frecuencia cada vez más altamente centralizado.

Crisis e inversión
Estas buenas expectativas, que está atrayendo a este mercado a agentes de distintos perfiles –desde operadores y proveedores de servicios a integradores y fabricantes–, se mueven con dinámicas propias. A las ventajas generalmente asociadas a este tipo de servicios se ha unido en los últimos tiempos como uno de sus motores de crecimiento el impacto de la crisis financiera y la recesión económica mundial en las cuentas de resultados de las empresas, en un momento de cambio tecnológico acelerado en el que la innovación se convierte en factor de supervivencia.

Forrester ve algunos factores macroeconómicos que están incrementando en la actualidad el atractivo de los servicios gestionados, como la rápida evolución de la tecnología, una próxima ola de inversión en TI y las restricciones del mercado sobre el capital. El rápido cambio tecnológico que vivimos obliga a las empresas a enfrentarse a la necesidad de dotarse de personal de operaciones TI con la formación requerida, destinar inversiones a instalaciones y equipamiento, y gestionar todo ello conscientes de la cada vez menor vida útil de tales recursos. Y los servicios gestionados ayudan a protegerse contra todos estos frentes.

Asimismo, según la consultora, a pesar de la crisis económica, nos encontramos en la cúspide de un ciclo de inversiones tecnológicas. La historia del sector demuestra que la industria TI se mueve entre ciclos alternativos de 10 años de innovación y crecimiento seguidos por ciclos de refinamiento y digestión. Y, asegura Forrester, desde finales de 2009 hasta 2017 viviremos un nuevo ciclo innovador y expansivo durante el que las empresas invertirán en tecnologías de nueva generación. Un plus de innovación e inversión que llevará a las empresas a considerar las opciones gestionadas para dotarse de más agilidad y amplitud de objetivos a la hora de probar las distintas alternativas. 

Tal ciclo de innovación surge en un entorno macroeconómico más que complicado, caracterizado por un lento crecimiento de la economía –donde crece– y de restricciones a la financiación que disparan los costes de capital, impulsando en paralelo la adopción de servicios gestionados. Sólo siguiendo este modelo las empresas podrán limitar las inversiones de capital sin tener que renunciar a dotarse de una mayor flexibilidad de su infraestructura tecnológica y a sacar partido de una fuerza de trabajo más formada y experimentada.

Ahorros con valor añadido
Este entorno concreto en que ahora se desarrolla la economía en general y el mercado de servicios gestionados en particular da un valor añadido a cada uno de los beneficios típicamente asociados a este tipo de ofertas de servicios TI, como el recorte de costes, la eliminación o reducción de la necesidad de contratar personal interno y el reto en experiencia que siempre introducen las tecnologías complejas o emergentes, como la seguridad y la VoIP. Cuando el control de los presupuestos se ha convertido en regla más que en excepción, en línea con las nuevas exigencias de racionalización y retorno de las inversiones, cuantos más costes se puedan tener bajo control, mejor, y los servicios gestionados ofrecen la posibilidad de disfrutar de servicios consistentes por una tarifa plana mensual. Si además estas ventajas se pueden conseguir a precios cada vez más sugerentes, fruto de las agresivas políticas que están aplicando los proveedores de servicios gestionados, en muchos casos las empresas se dan cuenta de que pueden obtener servicios totalmente gestionados por menos de lo que pagarían por servicios gestionados internamente. De esta forma, además, pueden concentrarse en el negocio y no en la gestión de las TI.

Los agentes del mercado coinciden en el valor añadido que aportan los servicios gestionados, tan importante o más que la reducción de costes. Para Ana Lledó, directora de Productos y Diseño de Soluciones de BT España, “aparte de ahorro de costes, los servicios gestionados aportan una mayor flexibilidad operativa para responder con rapidez a los cambios del entorno, lo que contribuye al incremento de la eficacia. Gracias a los servicios gestionados, las empresas tienen a su disposición personal adicional especializado sin necesidad de incrementar su masa salarial Además, ante cualquier problema o necesidad relacionado con el servicio externalizado, el cliente tiene un único proveedor que es capaz de ofrecer o desarrollar soluciones a medida con una mayor especialización. Asimismo, suponen un motor de innovación, ya que el socio tecnológico está centrado en ofrecer las soluciones más adecuadas al negocio de su cliente, sin perder de vista la rentabilidad de las mismas. El socio tecnológico no sólo debe garantizar las actualizaciones continuas y los futuros desarrollos de sistemas e infraestructuras, sino que también debe adquirir un conocimiento profundo de los procesos y productos de su cliente para desarrollar e implementar aquellas tecnologías e innovaciones que ofrecen nuevas soluciones en la optimización del negocio”.

Según Ricardo Garrido de la Revilla, director de Desarrollo de Negocio de Servicios Gestionados de Unitronics, los servicios gestionados permiten adaptar la capacidad TI a las necesidades del negocio de una forma más elástica, en lug

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información