Networking | Artículos | 08 DIC 2012

Redes Wi-Fi y seguridad en entornos hospitalarios

Network World

 

Las redes inalámbricas Wi-Fi se están convirtiendo en el soporte de la movilidad en los entornos hospitalarios, y su despliegue está creciendo a una tasa exponencial. Estas redes no sólo están dando soporte al despliegue en movilidad de sistemas de voz o de la  Historia Clínica Electrónica, sino que también están dando soporte a los cientos de dispositivos y aplicaciones médicas móviles, como los sistemas de monitorización de pacientes o de administración de medicamentos. Además, y como ocurre en cualquier otro entorno, las redes WLAN de los hospitales se están viendo saturadas por el uso de portátiles y tablets para registrar y consultar datos de pacientes, además de los dispositivos personales que empleados y visitas utilizan de forma asidua.

El uso no controlado de estos dispositivos, no sólo por parte de personal facultativo, sino por el público en general, puede poner en peligro tanto la privacidad de la información de los pacientes como la disponibilidad de la propia red para dar servicio en condiciones adecuadas, al sobrepasar la capacidad de dicha red y de los recursos de TI. Los usuarios exigen cada vez más conectividad para sus smartphones y tablets cuando visitan el hospital. En principio, todos estos dispositivos van a utilizar el mismo entorno de red que los equipos médicos críticos (telemetría, biomedicina, sistemas RTLS, etc.), conectados tanto por cable como por Wi-Fi y cada uno de ellos con necesidades específicas en cuanto a seguridad, calidad de servicio, prioridad de acceso a datos y ancho de banda. 

Entornos hospitalariosFiabilidad y alta disponibilidad
Todo ello exige una adaptación de la infraestructura de red y los sistemas de TI de los hospitales, en especial de la red Wi-Fi. Se requiere más que nunca una conectividad fiable y de alta disponibilidad, capaz de satisfacer las nuevas demandas en las condiciones de servicio adecuadas. Toda esta complejidad de gestión tiene su reflejo en los nuevos estándares en los que trabaja la industria, como el IEC 80001-1, que tienen por objeto gestionar los riesgos de TI en este tipo de entornos críticos. Este estándar en concreto pone los cimientos para que las organizaciones puedan desplegar una red unificada capaz de dar solución a estas nuevas necesidades de conectividad de equipos médicos al tiempo que proporciona un estándar de interoperabilidad para la securización de la información médica sensible.

Una red W-Fi que incluya sistemas médicos críticos exige el mismo nivel de disponibilidad que se espera de una red cableada. La red Wi-Fi hospitalaria debe ser un recurso robusto y totalmente fiable para su uso con las aplicaciones clínicas esenciales. Y hay que conseguir esto al tiempo que se ofrece a usuarios y personal del hospital conectividad de calidad y se mantienen controlados los costes de operación y de inversión en la red. Además, para poder manejar este creciente grado de complejidad, el departamento de sistemas tiene que disponer de visibilidad, seguridad y control sobre toda la red, dispositivos y usuarios críticos, desde el núcleo hasta el extremo, y hacerlo con el menor número de recursos posible.

En definitiva, la red está jugando un papel cada vez más protagonista en los entornos hospitalarios, ya es el soporte de gran parte de las nuevas necesidades de servicios de TI, sobre todo la parte inalámbrica por la demanda creciente de movilidad. Y tiene que ser capaz de afrontar este reto al tiempo que garantiza la seguridad y confidencialidad de la información de los pacientes y la capacidad operativa del hospital.

José Carlos García
Responsable Técnico
Enterasys

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios