Networking | Artículos | 01 FEB 2008

Oracle + BEA: solapamiento, incertidumbre y grandes oportunidades

Oracle subió la oferta y finalmente lo consiguió. Tres meses después de que BEA Systems rechazara los 6.700 millones de dólares ofrecidos por Oracle, las dos compañías aparcaban las diferencias y sellaban el acuerdo de compra por una cantidad superior en 1.800 millones. Recientemente, Larry Ellison, CEO de Oracle, reconocía que “el middleware es clave para ayudar a los clientes a migrar sus sistemas hacia arquitecturas SOA”. Y los hechos dan fe de su convencimiento. Ahora, con la adquisición de BEA, valorada en 8.500 millones de dólares, la compañía podrá mejorar su suite Fusion y cumplir la vieja reivindicación de sus clientes de adoptar middleware basado en Java.
En cualquier caso, los expertos ven en la operación un movimiento dirigido más a ganar cuota de mercado que a comprar tecnología. Según Gartner, Oracle se convertirá en el segundo suministrador por ingresos de soluciones de middleware, procesos y portales, por detrás de IBM, convirtiéndose ambos en los principales jugadores del mercado de middleware basado en Java, a cierta distancia del resto. “Oracle e IBM también tendrán una significativa ventaja sobre Microsoft, enfocada en middleware basado en .NET, aunque tanto esta compañía como SAP seguirán siendo formidables competidores en el gran mercado de infraestructura de aplicaciones”, afirma la consultora.
Pero el camino hacia la integración de ambas ofertas no será fácil. Gartner vaticina que, hasta que a mediados de año se fusionen definitivamente las dos empresas, se producirá un periodo de incertidumbre entre los clientes que podría frenar las ventas de los dos suministradores, ya que no se han pronunciado acerca del futuro de los productos. Una situación que podría favorecer a terceros, como IBM, Software AG, Tibco Software, Progress Software o Red Hat. Todos, y especialmente IBM, se beneficiarán además de la ventaja que supone reducir dos competidores a uno solo.
El silencio sobre las implicaciones de la compra en el catálogo de soluciones aumenta la incertidumbre de los usuarios, ya que es evidente el significativo solapamiento entre el porfolio de BEA y Oracle Fusion Middelware, si bien hay soluciones como Tuxedo y WebLogic Server cuyas enormes bases de clientes generan unos niveles de ingresos por mantenimiento que Oracle no querrá perder. En definitiva, según Gartner, la próxima versión de Oracle Fusion Middleware incorporará algunos productos de ambos orígenes y otros seguirán siendo soportados.

Tapando huecos
Pero, como es lógico, los clientes de BEA no estarán tranquilos hasta la definición final de los planes de desarrollo de productos. Es natural que, como afirma Forrester, les preocupe una posible ralentización del proceso de introducción de mejoras en las soluciones de BEA para favorecer la migración al middleware Fusion de Oracle. Otras firmas de análisis, como CMS Watch, extienden la preocupación también a los clientes de Oracle en determinado segmentos, como el de portales de empresa, donde ahora hay cuatro alternativas.
Con todo, no se espera ningún ataque de fondo a la línea de productos de BEA. Los directivos de Oracle tienen muy fresca la lección aprendida con la adquisición de PeopleSoft, cuyos clientes se rebelaron ante la imposición de adoptar el software del comprador. Y aunque Oracle y BEA cuenten con tecnologías de middleware que se solapan, la operación de compra también introduce aspectos complementarios que permitirán ofrecer una solución SOA más completa. BEA carece de algunas piezas relacionadas con SOA, como gestión de master data y data warehousing y, desde esa perspectiva, la fusión aportará a sus clientes un fácil acceso a las herramientas de “bussines intelligence” de Oracle, un componente clave de las arquitecturas orientadas a servicios.


La operación y sus consecuencias
------------------------------------------------
- Valor: 8.500 millones de dólares
- Impacto en el mercado: Consolidación del mercado de soluciones SOA en un número más reducido de grandes firmas, con Oracle, SAP, IBM y Microsoft como primeras espadas. En concreto, la calidad y prestigio del middleware de BEA sitúa a Oracle en una mejor posición para competir con IBM.
- Impacto en el cliente: Los clientes de Oracle y BEA se preguntan por el futuro de algunos productos, como los servidores de aplicaciones, dado el solapamiento entre ambas ofertas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información