Networking | Noticias | 24 JUL 2015

Nuevas tendencias en redes de conectividad desafían al mundo empresarial

Desde el momento en que toman impulso tendencias como cloud computing, big data junto con el despliegue de mega datacenters, las empresas necesitan estar recalibrando y evolucionando constantemente sus plataformas de conectividad.
Ethernet-redes-cable
Marga Verdú

Este desafío ha dado lugar a la integración de nuevas tecnologías y estándares diseñados para incrementar y optimizar la capacidad de las infraestructuras de redes, así como su seguridad y flexibilidad, todo ello mientas se mantiene un techo en coste.

 

La ubicuidad actual de tabletas y smartphones en el lugar de trabajo hace recomendable a las empresas la instalación de la tecnología 802.11ac. Desde el momento en el que las compañías necesitan servicios para seguir escalando en el número de dispositivos móviles  y desplegando sus infraestructuras en cloud, los profesionales tecnológicos que gestionan la infraestructura de conectividad han de seguir velando para que no cese el aprovisionamiento, la escalabilidad y el control de los recursos empresariales junto con la accesibilidad a la información.

 

Redes 2.5G y 5Gbps en el armario de cableado. Mientras que una segunda generación de sistemas 802.11ac en versión wifi emerge, los índices de tráfico a través de los puntos de acceso pueden llegar a sobrepasar su velocidad en varios gigabits por segundo requiriendo -tanto el punto de acceso como los puertos- tecnología switch Ethernet para escalar sobre 1000 Base-T (1G). Existen multitud de propuestas en la industria del networking para capacitar a redes 2.5G/5Gbps con la finalidad de que puedan operar en cableados Cat56/Cat6. Por otra parte, las necesidades de la industria pasan por la demanda de un estándar único para evitar la confusión, y acabar con la ausencia de operatividad entre las diferentes soluciones del mercado.

 

Centros de datos con plataformas 25G, 50G y 100G. Tanto las empresas como los operadores de redes han de construir sus infraestructuras de conectividad siguiendo un minucioso programa de “hoja de ruta tecnológica”, el cual necesita modificar constantemente su escala para adaptarla a las necesidades de cada momento.

 

Como siempre, los operadores de redes habrán de equilibrar la optimización del rendimiento general de la infraestructura mientras mantiene frenados los gastos relacionados con la operatividad y el mantenimiento del sistema. Una manera de cumplir con estos, a menudo, conflictivos propósitos consiste en adoptar tecnologías Ethernet de alta velocidad. Expertos predicen que los operadores cloud más importantes del mercado se pasarán en breve a estructuras 100G Ethernet, en tanto que los asequibles sistemas 25G y 50G de la actualidad seguirán siendo el motor de trabajo de la mayoría de datacenters conocidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información