Networking | Artículos | 01 FEB 2011

Las redes multimarca pueden ser un 20% más baratas

Los fabricantes y suministradores que quieren ser proveedores exclusivos de sus clientes suelen argumentar que las redes de extremo a extremo de una sola marca mejoran la consistencia operativa y aportan mayores niveles de calidad de servicio y fiabilidad. Pero eso no es cierto, asegura rotundo Gartner en un estudio reciente. Según la firma de investigación de mercados, las empresas pueden reducir significativamente sus costes y simplificar sus operaciones desplegando en sus redes equipos de al menos dos suministradores. A tales conclusiones llega Gartner tras entrevistar al respecto a cientos de clientes, entre los que se encuentran nueve organizaciones públicas y privadas con plantillas laborales de entre 1.000 y 10.000 empleados.
En el informe Gartner se refiere específicamente a Cisco y a sus mensajes de que una red creada de extremo a extremo con sólo sus equipos y tecnología resulta más simple, fiable y barata. “La idea de una red de una sola marca ha sido promocionada por Cisco (igual que han hecho otros proveedores en otras áreas del mercado) como una manera de simplificar las operaciones”, afirman Mark Fabbi y Debra Curtis, analistas de la firma consultora. “Sin embargo, después de entrevistar a varias organizaciones que han introducido un segundo suministrador en sus infraestructuras Cisco, está claro que en la mayoría de los casos no existen bases funcionales, operativas ni financieras que sostengan ese argumento. La realidad es que una red totalmente Cisco no es necesariamente menos compleja, más fácil de gestionar ni más fiable que una red multimarca cuando se implementa siguiendo las mejores prácticas”.

Ni más complejidad, ni más personal
Gartner concluye que introducir un segundo suministrador en una infraestructura de empresa reducirá el coste total de propiedad en la mayoría de los casos de un 15% a un 25% en cinco años. Además, la mayor parte de las organizaciones que han introducido un segundo fabricante reportó “una reducción perdurable” de la complejidad de la red, “en comparación con una red totalmente de Cisco”. “No encontramos un solo ejemplo de ahorros de costes operativos que compensen el coste extra que suponen por lo general los productos de Cisco”, aseguran Fabbi y Curtis.
En cada caso revisado por Gartner, la compañía concluye que las organizaciones no requieren más personal para gestionar una red de dos suministradores que con una red Cisco. Asimismo, los costes iniciales de capital y los gastos de mantenimiento fueron “claramente mayores” en el caso de una red equipada sólo por Cisco. Las empresas sondeadas consiguieron ahorros de capital del 30% al 50% respecto de las facturas de Cisco, al igual que ahorros en los costes de mantenimiento del 40% al 95%.
Las conclusiones del estudio de Gartner contradice las del informe “The Total Economic Impact of Cisco´s Borderless Networks”, realizado por Forrester Research para Cisco. En este estudio Forrester asegura que una organización norteamericana con 5.000 empleados y 50 sucursales por todo el mundo que despliegue Cisco Borderless Networks puede conseguir 5,4 millones de dólares por mejoras de productividad, 700.000 dólares en beneficios y ahorros de costes de seguridad, y 2,4 millones en beneficios y ahorros en servicios de aplicaciones WAN. Asimismo, según Forrester, el despliegue de Cisco Borderless Networks se puede amortizar en 12 meses con un retorno de la inversión del 163% a tres años.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información