Networking | Artículos | 04 ABR 2013

La necesidad de tener la mejor de todas las redes

La diferencia entre la nube pública y la privada está empezando a ganar una comprensión más extendida y algunos de los primeros retos de cloud computing han desaparecido. Ahora el siguiente desarrollo a introducir es la llegada de una infraestructura TIC integrada y escalable que ofrezca la misma seguridad, rendimiento y versatilidad de arquitectura de un ?centro de datos real?, pero con la flexibilidad, sencillez y rapidez de una cloud pública.
cloud computing servicios
Diego Matas, director general de Interoute Iberia

La adopción del mínimo de los recursos que ofrece la nube se ha convertido en la norma. Sin tener en cuenta las preocupaciones sobre las interrupciones de la red y los riesgos de la seguridad, la nube se ve como un medio para algunos recursos informáticos, pero no para todo el conjunto de servicios de TI de la empresa. Los problemas de Netflix y DropBox han afectado duramente a la reputación de la nube y han impulsado el deseo de entender mejor cómo se puede conseguir mayor adaptabilidad y acuerdos de nivel de servicio (SLA) de clase empresarial sin comprometer la flexibilidad y la sencillez del modelo de servicios cloud.  

Afortunadamente, la situación está empezando a cambiar. La diferencia entre la nube pública y la privada está empezando a ganar una comprensión más extendida y algunos de los primeros retos de cloud computing han desaparecido. El siguiente desarrollo a introducir es la llegada de una infraestructura TIC integrada y escalable que ofrezca la misma seguridad, rendimiento y versatilidad de arquitectura de un “centro de datos real”, pero con la flexibilidad, sencillez y rapidez de una cloud pública.

Cloud computingUn tema de costes
Igual que el éxito de las aplicaciones cloud ha sido impulsado por el coste, estamos empezando a ver una tendencia similar en la infraestructura TIC. Todo se reduce a si es más barato, para las empresas, construir y utilizar este tipo de infraestructura TIC cloud como una cloud privada, o adquirirla como un servicio cloud alojado, desarrollado por un tercero y con su propia responsabilidad.

La adopción generalizada de MPLS para redes de área extensa (WAN) a coste efectivo ha hecho que la infraestructura cloud en las propias instalaciones sea irremediablemente ineficaz e innecesariamente costosa.  Al mismo tiempo, las empresas han llegado a estar cómodas con una WAN externa y se están dando cuenta de los beneficios de consolidar su infraestructura empresarial en lo que ya conocen y confían.  

Entonces, ¿por qué la gente siente todavía la necesidad de construir su equipamiento en sus propias instalaciones? Aunque la mayoría de las empresas actualmente siguen teniendo sus recursos informáticos desplegados internamente, IDC predice que para el año 2016 en los mercados maduros de Asia Pacífico y Japón más del 50% de las organizaciones tendrán externalizadas más de la mitad de sus activos de TI a centros de datos de terceros. Esta cifra es aún más alta para el almacenamiento de clase empresarial, con hasta un 60%. De hecho, ya en noviembre de 2011, IDC dijo que el mercado cloud del Reino Unido había llegado al punto en el que el crecimiento del mercado in house estaba cercano a cero. La premisa era que todo el crecimiento se estaba moviendo a soluciones externalizadas de cloud públicas, privadas e híbridas. Es una situación con la que los proveedores de red están muy familiarizados, ya que el 95% de las organizaciones en Europa ya tienen externalizada su WAN.  

Construir el equipamiento en las propias instalaciones no es sólo un camino hacia cloud innecesariamente complejo, sino que hace que las empresas se enfrenten a problemas de interoperabilidad por la multitud de SLA con una larga lista de operadores.  

Por las mismas razones por las que las empresas ya no construyen sus propias redes, tampoco tiene sentido para ellos construir el equipamiento internamente. Nos estamos moviendo hacia un ecosistema TIC en el que la opción más sensata y rentable es la de externalizar la nube en una plataforma de red escalable y de confianza.

Todo se reduce a la red
Lo más importante que impide la aceptación generalizada de cloud es el miedo a perder el control de los datos de la empresa. Pero es evidente que si las empresas están dispuestas a confiar los datos de sus clientes a empresas como Salesforce.com, el cambio de su infraestructura fuera del entorno de sus instalaciones a una red segura debería ser de sentido común. Después de todo, ofrece el mismo control y seguridad que antes, pero con mejor rendimiento, estructura de coste y flexibilidad.

La red es la base de las TIC de cualquier empresa, por lo que no es ninguna sorpresa verla en la agenda corporativa. Las empresas tienen que darse cuenta de que la única manera de obtener el máximo provecho de la nube es ponerla en la mejor de todas las redes, una que tenga escalabilidad, capacidad y fortaleza

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información