Networking | Noticias | 01 JUL 2016

Juniper aborda los dos lados del problema de las redes de las sucursales

Muchas empresas quieren resolver la gestión de su red de sucursales, el lugar que concentra al mayor número de empleados. Por ello, su importancia no puede ser subestimada, según una encuesta reciente de ZK Research. Para muchas de ellas, las sucursales son su negocio real, por lo que resolver sus necesidades es su prioridad.
red sucursales

Si bien hay una serie de problemas típicos de una red de sucursales, hay dos grandes categorías: inherentes a la propia red y los relativos a su conexión con otras infraestructuras.

En una red de sucursales, suele haber un gran lío de infraestructuras de red, routers diferentes, cortafuegos, hubs VPN, switches, redes LAN inalámbricas y demás recursos. Cada uno suele requerir su propia configuración manual, parches y actualizaciones, lo que crea un desorden complicado de resolver que además obliga a tener presencia in situ, lo que ralentiza los procesos. Y, en un mundo digital como el actual, la velocidad de reacción es clave.

Otro aspecto es conectar la sucursal. Las redes WAN del pasado son ineficientes, inflexibles y costosas. Todo es manual y el rendimiento de las aplicaciones de misión crítica y de los servicios en la nube, vía WAN, suele ser lento. De ahí el previsible aumento de las redes WAN definidas por software (SD-WAN).

El sector se ha movido rápido para resolver estos problemas, pero los proveedores de soluciones suelen atacar un solo conjunto de problemas. Algunos cuentan con grandes soluciones SD-WAN, pero éstas no ayudan a aliviar la infraestructura de las sucursales. Otros se centran más en el interior de la sucursal y dejan la red para otra empresa.

Juniper Networks es un ejemplo de proveedor que atiende a ambos desafíos y en estos últimos días ha anunciado su estrategia en la nube que afronta ambas caras de la misma moneda.

Se trata de Cloud-Enabled Branch y está asentada en dos plataformas. La familia NFX se dirige a las sucursales más grandes e incluye un router, un switch de red y el servidor. NFX es un producto construido sobre un chip de Intel, Multi-Core Xeon, con hasta 32 GB de RAM y 400 GB de SSD. La parte del servidor se puede utilizar para ofrecer múltiples servicios virtuales, con aplicaciones de aprovisionamiento automatizado y de terceros. Ahora todas las funciones de las sucursales pueden consolidarse y ejecutarse en esta plataforma única, ya sean cortafuegos SRX virtual, controlador de LAN inalámbrica, de Ruckus, u optimización WAN de Silver Peak.

Además, del lado WAN, son también compatibles con los servicios SD-WAN, con diferentes servicios en la nube o aplicaciones empresariales que pueden ser enviadas a través de diferentes conexiones WAN.

La familia SRX-Series tiene un diseño más compacto y se orienta a las sucursales más pequeñas, aunque está optimizado para conectividad y seguridad WAN. El NFX tiene un rendimiento de capacidad de 20 Gbps, mientras que el SRX está diseñado para entornos en los que 10 Gbps es suficiente.

Las empresas tienen que centrarse en hacer frente a los retos de conectar sus sucursales, más pronto que tarde, pero ambos grandes problemas deben ser resueltos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información