Networking | Noticias | 16 JUN 2016

Fibernet ve estabilidad en el mercado nacional de comunicaciones ópticas

La compañía ha crecido en 2015 en torno al 12% y continúa con sus planes de expansión internacional, de donde procede ya el 15% de su facturación. Su objetivo es que este ratio se sitúe en los próximos años en un 25-30%.
Fibra
Redacción NetworkWorld

Fibernet está satisfecha con su progresión en el mercado, tras cerrar un año de crecimiento en el que el mercado nacional permaneció estable en lo que se refiere a proyectos de conectividad, según su directora general, Esther Gómez.

La compañía, que mantiene una cuota del 75-80% en los grandes centros de datos españoles, con clientes como laCaixa, Renfe, BBVA o Banco Popular, continúa su expansión internacional en Latinoamérica. Ya está con presencia directa en Perú, donde trabaja con los principales bancos del país, y ha iniciado proyectos en México y Guatemala. Además, mantiene acuerdos comerciales con partners en Colombia, Panamá y Costa Rica. Su objetivo es que “los ingresos internacionales supongan un 25-30% de la facturación”, explica la directiva.

No obstante, su crecimiento no se basará sólo en la internacionalización, sino también en la diversificación de la oferta. La empresa está viendo un incremento de la demanda en servicios de seguridad en los centros de datos, con sus soluciones de detección de intrusiones en enlaces de fibra óptica, de protección de caminos de fibra y en cifrado de datos, oferta que ha ido incorporando en su porfolio, y también de su solución Fibersec, lanzada el año pasado y que permite monitorizar en tiempo real las redes de fibra para detectar anomalías y localizar el punto kilométrico donde se produce el problema.

Precisamente, aprovechando esa experiencia, ahora la compañía está en condiciones de ofrecer al mercado soluciones de sensometría pasiva, que permitirá a operadoras, Administraciones y empresas, supervisar el acceso a sus redes de arquetas, que debe ser restringido para evitar manipulaciones externas. A través de sensores pasivos de fibra la solución es capaz de identificar el estado de cierre/apertura de cada arqueta y, ante una anomalía, se genera una alarma que llega un centro de supervisión.

Esta información podría también utilizarse como información de entrada para otros sistemas (de ticketing, programación de autómatas, establecer redes de seguridad en las redes de arquetas de las ciudades, etc.).

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información