Networking | Noticias | 08 MAY 2013

F5 lleva a la nube los servicios de entrega de aplicaciones

F5 Networks presenta BIG-IQ Cloud, una nueva solución de gestión basada en software que permite a las empresas desplegar servicios de entrega de aplicaciones y de red a través de nubes públicas y privadas, centros de datos tradicionales y entornos híbridos.
Big-IQ Cloud
Network World

Con una arquitectura modular y extensible, BIG-IQ de F5 ofrece un marco inteligente que centraliza la gestión del plano de control de aplicaciones ofreciendo capacidades de gestión intuitivas, flexibles y escalables para la familia de productos BIG-IP. Esta solución permite entregar servicios SDN en la capa de aplicación y aportar una inteligencia superior a partir de las aplicaciones, así como una mayor capacidad de programación para centros de datos definidos por software.

 

"Las empresas están utilizando una amplia variedad de soluciones cloud con el objetivo de reforzar la eficiencia y reducir costes", afirma Jason Needham, vicepresidente de Gestión de Producto y Marketing de F5. "Con BIG-IQ Cloud, cualquier organización puede configurar y automatizar servicios de entrega de aplicaciones -tales como disponibilidad y optimización- en la nube y en infraestructuras híbridas. De acuerdo con nuestra visión relativa a la capa de aplicación SDN, BIG-IQ Cloud ofrece una manera eficaz de escalar servicios, infraestructura y recursos de aplicación de forma dinámica y armónica”.

 

Con BIG-IQ Cloud es posible federar los servicios a través de sistemas cloud para simplificar la gestión. Por ejemplo, puede integrarse con las soluciones de virtualización de red de VMware para simplificar el proceso de aprovisionamiento de entrega de aplicaciones y servicios de red como parte de un flujo de trabajo VMware. La API REST de la solución permite a los usuarios integrar las tecnologías de F5 con herramientas de gestión y orquestación cloud existentes para poder crear soluciones customizadas que mejoren la infraestructura y el control de recursos. Además, los fabricantes de controladores de virtualización de red pueden integrar sus tecnologías a través de API para coordinar y aprovisionar la entrega de aplicaciones y servicios de red.

 

Asimismo, los servicios de aplicación pueden ser rápidamente aprovisionados y puestos a disposición de nuevos usuarios y sistemas en cuestión de minutos. Sin las herramientas de automatización que ofrece BIG-IQ Cloud, las configuraciones TI pueden necesitar semanas para implementarse de forma manual. Y mediante la utilización de las plantillas iApps, las empresas pueden, fácilmente, crear, actualizar y optimizar servicios para crear su propio mix de aplicación, afrontar sus prioridades de negocio y asegurar la disponibilidad de recursos IT.  

 

¿Interesado en la tecnología de F5? Estos documentos también pueden interesarle

 

Cómo hacer operativa su aplicación de seguridad web


Protección contra ataques de DDoS de nivel de aplicación con BIG-IP ASM: una solución en tres pasos

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información