Networking | Artículos | 01 SEP 2011

Ethernet Fabric y virtualización

Alberto Soto.
La manera en que consumimos información ha cambiado para siempre. La proliferación de dispositivos inteligentes y de puntos de acceso remoto nos ha llevado a una situación donde los usuarios demandan acceso a la información en cualquier momento y desde cualquier lugar. Satisfacer esta demanda supone una carga enorme para cualquier centro de datos y, por ende, para los responsables del departamento de TI. ¿Cuál es la clave para poder implementar y mantener una red que debe estar siempre disponible? ¿Cómo se puede garantizar la disponibilidad permanente de la red manteniendo a la vez un estricto control de los costes de explotación?
Con el fin de aprovechar al máximo las arquitecturas cloud, las empresas dan cada vez más importancia al diseño de sus centros de datos. Los centros de datos tradicionales no han sido concebidos para funcionar en la nube; son de por sí complicados y carecen de la agilidad, flexibilidad y escalabilidad que requieren los entornos tipo nube. Además, la proliferación de servidores hace la gestión del sistema más compleja e incrementa el riesgo de que se produzcan fallos de seguridad, lo que suele provocar el aumento de los gastos de explotación. A medida que el cloud computing va ganando popularidad entre los responsables de TI, las arquitecturas tradicionales parecen obstaculizar el camino hacia la nube. La virtualización permite dar respuesta a muchos de los desafíos a los que se enfrentan los centros de datos, ya que satisface las nuevas exigencias de los usuarios, al garantizar la flexibilidad necesaria para adaptar los procesos a las fluctuaciones en el volumen de tareas, aumentando los niveles de seguridad y reduciendo costes. En resumen, el centro de datos virtual es un centro de datos optimizado para la nube.
No obstante, lo anterior sería inútil si la red no pudiese incorporar todos estos cambios con facilidad. El clásico modelo de networking de centro de datos en tres capas no ofrece la agilidad ni la flexibilidad necesarias para utilizar cloud computing. Incluso si se cuenta con una buena estrategia de virtualización, una estructura de red ‘tier tres’ suele ser rígida y compleja al estar gobernada por el Protocolo de Spanning Tree (STP), de dinamismo limitado.
Sin embargo las arquitecturas de red de los centros de datos han cambiado radicalmente y han pasado de ser redes jerárquicas y multi-nivel a convertirse en arquitecturas basadas en infraestructuras planas, rápidas y más sencillas de manejar: las Ethernet fabric. En líneas generales, la Ethernet fabric reemplazará las arquitecturas tradicionales para aprovechar las ventajas que ofrece tener un diseño plano y más flexible, entre ellas: chasis lógico, inteligencia distribuida y migración automatizada de parámetros de puerto permiten que la Ethernet fabric funcione en centros de datos altamente virtualizados; simplificación del diseño y administración de las redes para hacer frente a la complejidad de los entornos TI actuales; y poder disponer de la tecnología necesaria para la convergencia de redes de almacenamiento y de datos si el cliente decide migrar a esta arquitectura.
Para la empresa, esta tecnología supone un beneficio tanto a nivel técnico como comercial. Al permitir el centro de datos virtual y ofrecer una plataforma para la migración a la nube, la Ethernet fabric garantiza la disponibilidad de sus redes y simplifica su administración, lo que aumenta la productividad del usuario y reduce los costes de explotación.
En suma, si la virtualización ha revolucionado el mundo TI, la Ethernet fabric está revolucionando el networking en el centro de datos ya que constituye el siguiente paso en la evolución de las soluciones Ethernet y está diseñada para los nuevos centros de datos virtualizados y optimizados para cloud computing de hoy y del futuro.


Alberto Soto
Vicepresidente EMEA de Brocade

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información