Networking | Noticias | 15 MAR 2016

¿Es necesaria una nueva arquitectura IP en la era digital?

Las redes IP clásicas, que hoy en día lo soportan todo, simplemente no fueron diseñadas para las necesidades del mundo conectado actual. De ahí que también tengan que evolucionar, como sostiene Christine Heckart, CMO de Brocade Communication.
IP

La industria TI funciona a base de ciclos de micro y mega innovación, y ahora estamos en la segunda. Los primeros se repiten cada pocos días, meses o años, los segundos ocurren cada 20 años, más o menos, como el salto desde las CPU hasta la informática cliente-servidor. Ahora estamos entrando en el siguiente ciclo de mega innovación, según un escribe Christine Heckart, CMO de Brocade Communications en un artículo publicado por NetworkWorld en Estados Unidos.
Todos sabemos que la capacidad informática se está moviendo a la nube desde hace varios años. Y emergen Big Data, movilidad e Internet de las Cosas (IoT). La seguridad parece englobarlo todo y sigue estando en franco ascenso.

Pero las redes IP siguen siendo, en esencia, lo mismo que hace 20 años, algo poco habitual. Los móviles entonces solo servían para hablar, no para descargar música y vídeo, enviar correo electrónico o hacer compras y pagos online. Mucho menos para conectar los miles de millones de sensores y dispositivos IoT que se avecinan. Y simplemente no están equipadas para hacer frente a este alud de contenido actual ni futuro. “Necesitamos una nueva arquitectura IP”, afirma la directiva.

El siguiente ciclo de gran cambio (mega) pasa por la creación de nuevas redes IP, que debe basarse en el mismo protocolo IP básico y perdurable, pero no basadas en hardware cerrado, y mano de obra intensiva para administrarlo. Las  nuevas serán altamente virtualizadas, ágiles, flexibles y muy rentables. Aún más importante, deberán estar diseñadas desde cero para satisfacer el entorno informático moderno, con sus cloud, Big Data, redes sociales, móviles, IoT…

En el viejo escenario, explica Heckart, el proveedor está en el centro del ecosistema y lo controla. Con la nueva IP, el cliente está en el centro, y se puede mezclar hardware y software. Otra característica clave es la elección. En un entorno IP nuevo, las organizaciones pueden utilizar Comercial Off-The-Shelf (COTS) o hardware para cargas de trabajo concretas. El aprovisionamiento de recursos de red será automático y podrá hacerse en un modelo de autoservicio, lo que reducirá aún más los costes.

Líderes del sector como Amazon, Google y Facebook ya operan en esta nueva arquitectura, y en gran parte explica por qué pueden innovar de manera rápida y barata, asegura la directiva.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información