Networking | Noticias | 15 DIC 2015

¿El qué supone la llegada de las Redes 5G?

El 5G supondrá una revolución que cambiará las redes tal como las conocemos hoy en día y supone una de las claves de la futura evolución tecnológica.
conectividad
NetWorkWorld

El número de usuarios que se conectan a la red no para de crecer y el tránsito de datos ha crecido de media un 45 % por año. Las redes inalámbricas de banda ancha se han convertido en un elemento más de nuestros sistemas de comunicación. De 2014 a 2020, el tránsito de datos por los smartphones se multiplique por diez en todo el mundo, según Ericsson. Una comunicación en la que la voz pasará a ser residual. Con un incremento de la demanda como este, los operadores se ven obligados a proveer redes con mayor conectividad y mejor rendimiento. En este contexto, entran en juego las redes 5G, la próxima generación de redes inalámbricas que representará, según los expertos, una revolución en todos los sentidos.

Los retos que presentan estas redes para la comunidad científica y la industria del sector de las telecomunicaciones han sido analizadas por Ferran Adelantado, investigador residente del IN3 durante el seminario Redes 5G: a la altura de la demanda.

A día de hoy, disponemos del sistema 4G (LTE), heredero de sistemas como el 2G (GSM) y el 3G (UMTS). La cuarta generación es el primer estándar global en cuanto a sistemas de redes inalámbricas. Su capacidad de transmisión de datos es de unos 100 Mbps, pero con el crecimiento de la demanda y la evolución tecnológica pronto será insuficiente. Se estima que en 2020 habrá 26.000 millones de dispositivos conectados a Internet, muchos de los cuales no serán usuarios humanos, sino dispositivos como por ejemplo sensores y electrodomésticos, el llamado Internet de las Cosas. 

"Hasta el momento, la mayoría de comunicaciones móviles tienen intervención humana, las llamadas HTC, pero en el futuro tendrán mucha importancia las que se producen entre máquinas (M2M). Las características de los dos tipos de tráfico son diferentes y, por lo tanto, hacen falta cambios en la red", ha indicado Ferran Adelantado.

Para lograr este incremento de la demanda, es necesario poner en marcha la quinta generación de redes móviles, las 5G. Estos nuevos sistemas son el resultado del esfuerzo global de la comunidad científica y de la industria para dar respuesta a las nuevas necesidades. Estos nuevos sistemas, que no empezarán pruebas hasta 2018, supondrán un salto de gigante en la transmisión de datos con una previsión de 10 Tbps/km2, y que multiplicaría por mil la capacidad de transmisión actual. 

"La industria asiática ha tomado un papel importante y las primeras redes 5G se desplegarán coincidiendo con los Juegos Olímpicos de invierno de Corea del Sur, el 2018, y los Juegos Olímpicos del Japón de 2020", sostiene Adelantado.

Actualmente el reto es crear una red eficiente en la que aspectos como la conectividad y el ahorro energético y de costes sean prioritarios, además de unos buenos niveles de velocidad. Las redes 5G han sido creadas con el objetivo de dar respuesta al millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado que está previsto que existan en 2020. Tecnologías como las massive MIMO, que usa los arrays o conectores de centenares de antenas a cada estación base con el objetivo de dar servicio a los usuarios, o las comunicaciones directas entre los mismos usuarios (D2D), jugarán un papel clave en este nuevo diseño de la red.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información