Networking | Artículos | 19 ENE 2011

Complejidad y diversidad marcarán la informática personal en 2011

Network World

Todo el mundo sabe que el poder monolítico de Windows en las sobremesas se está diluyendo. Microsoft seguirá haciendo dinero en este segmento, principalmente con el gran cambio a Windows 7, pero ¿adónde va la compañía de Redmond? ¿Qué alternativas realmente viables tiene? 
Será este año cuando comenzaremos a saberlo. Nuevos –y a veces solapados- paradigmas de informática personal están apareciendo en escena. La cuestión primordial –incluso para Microsoft- es si el dispositivo personal que se utilice, fijo o móvil, servirá sólo como punto de acceso temporal a los datos, preferencias y aplicaciones. La plataforma permanente de la vida informática, al nivel que existe hoy, estará sobre un servidor en la nube o en el propio centro de datos.

Pese al aluvión de dispositivos móviles de nueva generación, no hay todavía indicio alguno de que el ‘venerable’ portátil y el ‘longevo’ PC fijo estén desapareciendo. De hecho, ni siquiera los mainframes ni los microcomputadores lo han hecho. Pero no hay que perder de vista los múltiples nuevos competidores que les están saliendo en el ámbito de los dispositivos móviles, desde Android y Chrome OS a iOS y Ubuntu Linux, algo nunca visto en otros entornos, ni siquiera en los albores del mundo del PC. Esto indica un interés y un auge que hay que tener en cuenta. En definitiva, no está del todo claro cuál será el futuro inmediato de la informática personal.



La nube híbrida de Microsoft

Con la llegada de Office 365 y el anuncio de Steve Ballmer de un masivo cambio hacia el desarrollo en cloud computing, Microsoft finalmente ha mostrado su plan básico para el futuro: un movimiento gradual hacia la disponibilidad de sus servicios en modo hospedado en la nube. Office 365 lleva Office a la sobremesa pero pasa Exchange, SharePoint y Lync (antes Communications Server) a nuevos y enormes centros de datos construidos por Microsoft para suministrar servicios cloud. Por el pago de una suscripción por usuario se podrá disfrutar de un modelo híbrido sobremesa/nube.

No está claro adónde nos lleva todo esto. No hay nada equivocado en disponer internamente de sobremesas Windows completamente funcionales para aquellos que lo necesitan, pero también es cierto que cada vez se es más consciente de que asumir el coste total de Windows y Office –más los asociados a su actualización, securización y mantenimiento- no tiene sentido para todas las organizaciones, o al menos para algunas partes de ellas. Sí, Office 365 se ofrece en una versión sin Office en la sobremesa, de modo que quienes así lo precisen puedan correr sólo Office Web Apps, pero el precio es alto. Y el soporte de Office 365 por los dispositivos móviles aún es débil, como lo es la solución móvil de Microsoft, Windows Phone 7, al menos para propósitos de negocio. Cuando Office 365 pase este año de la versión beta a ser un producto comercial, podremos tener más certezas.



Google se vuelca en la nube

La beta de Chrome OS fue lanzada en el pasado noviembre con poco entusiasmo entre la audiencia. Después de todo, básicamente no es más que un navegador –o más certeramente, el navegador Chrome como un revestimiento del kernel Linux- dirigido a correr sobre dispositivos Web de bajo coste. Como software de productividad, se utiliza Google Docs, Zoho o cualquiera de las otras diferentes alternativas que nos permiten vivir en la nube. Algo realmente grande si el dispositivo falla, porque los datos estarán a salvo en la ‘estratosfera`, pero poco práctico, al carecer de capacidades offline, si bien pronto las incluirá. En concreto, Chrome OS admitirá, aplicación a aplicación, las características offline AppCache y Local Storage de HTML5. Por ejemplo, la muy ingeniosa app de New York Times del Chrome Web Store ya trabaja offline. Y según Google, Google Docs ‘volverá’ a trabajar con capacidades offline desde estos mismos inicios de 2011 (y decimos ‘volverá’ porque dejó de hacerlo en 2009).

En realidad, no es probable que sean muchos los que hagan de Chrome OS su dispositivo informático principal, pero para viajantes y trabajadores que sólo utilicen aplicaciones Web puede ser una solución razonable, especialmente cuando las aplicaciones HTML5 consigan una mayor funcionalidad.



La locura móvil

Nadie haría de su smartphone su dispositivo informático primario, al menos de momento. ¿O si? El Atrix de Motorola pone en cuestión esta obviedad. Desvelado en CES recientemente, Atrix es un atractivo teléfono Android al que se puede conectar un teclado y una pantalla. Pero aún así sigue siendo un teléfono, no una CPU de sobremesa y además las opciones en cuanto a aplicaciones de productividad de Android son muy escasas, aunque se espera la llegada de mejor software con la proliferación de pads basados en este sistema operativo durante este año.

En cualquier caso, la utilización de pads en la oficina como sustitutos del PC puede tener sentido para emplea

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información