Networking | Artículos | 01 FEB 2009

A por el centro de datos

El mes pasado, como una evidencia más de que a Cisco el concepto tradicional de networking se le ha quedado pequeño hace ya mucho tiempo, recogíamos las informaciones que apuntaban a una muy próxima entrada de la compañía en el mercado de servidores. Ahora aparecen más detalles sobre su salto a un negocio en el que habrá de competir con algunos de sus más destacados socios. A riesgo de exponer inexactitudes y mezclar datos reales con simples elucubraciones de “expertos y analistas”, y sumando los rumores iniciales y los de última hora, más o menos, podemos hacernos una idea de por donde irán los tiros.
Según se comenta, la nueva oferta incorporará softtware de conectividad de Cisco y software de virtualización de VMware. Más concretamente, se trataría de un desarrollo interno basado en procesadores x86 de Intel y Linux que integraría además los nuevos switches para el centro de datos Nexus 5000, herramientas de automatización y VMware Infrastructure. Se asegura incluso que la compañía podría hacer una demo del invento el próximo marzo.
La entrada en el mercado de servidores blade de Cisco sigue dos de las más candentes tendencias en el centro de datos: integración funcional y virtualización. La virtualización es mucho más que la visión filosófica del data center del futuro de un puñado de gurús, sino un movimiento cada vez más presente cuyo verdadero alcance aún está por encontrar fronteras: en Cisco están convencidos de que la eficacia de estas tecnologías acabará por imponerse en todos los terrenos.
La otra tendencia –como manifestación paralela de la consolidación y la propia virtualización– es la integración funcional desde una perspectiva realmente homogénea. Siguiendo este proceso, que ya está dando buenos resultados en todo tipo de productos de conectividad, comunicaciones y seguridad, la compañía comienza a sentar las bases de lo que internamente llama unified computing, “un entorno homogéneo que integra todos los elementos TI”.
No cabe duda que la apuesta de Cisco por el centro de datos –por el “nuevo” centro de datos, más bien– no va a pasar inadvertida a los fabricantes vinculados a este segmento, algunos de los cuales comparten alianzas con la compañía en otros frentes. Es el caso de HP e IBM. Cómo reaccionarán sólo se sabrá dentro de algunos meses, pero está claro que la entrada de Cisco en su mercado tradicional les obliga a moverse rápido. No están los tiempos para compras, pero quizá incluso veremos alguna operación de este tipo.
Infraestructura hardware y software de redes corporativas y de telecomunicaciones, telefonía IP y comunicaciones unificadas, almacenamiento, seguridad... En muchos frentes, Cisco lleva años marcando las líneas de evolución del sector. Tiene dos buenas armas para permitirse ese lujo: cuota de mercado y tecnología (cuando no la tiene, la compra). Y si su apuesta por la virtualización del centro de datos se produce finalmente, toda la industria habrá dado un salto enorme hacia un nuevo modelo de provisión de productos y servicios: el suministrador global de soluciones globales con una visión global de las TI. Un factor este último cuya ausencia ha marcado el fracaso de muchos en otros tiempos y del que ahora más que nunca dependerá el éxito.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información