Networking | Artículos | 01 NOV 2007

3Com reforzará su estructura para recuperar posiciones

Tras su compra por Bain y Huawei
La compra de 3Com por Bain Capital y Huawei abre en la compañía una nueva etapa en expectativas de crecimiento. En sintonía con su estrategia para recuperar posiciones en el mercado, el fabricante se ha fijado como objetivo la gran cuenta y reforzar su presencia en áreas como telefonía IP y seguridad.

La venta de 3Com estaba cantada. Su mala situación económica, el reducido precio de sus acciones y la pérdida de cuota de mercado hacían prácticamente inviable la compañía, obligada, según todos los expertos, a acelerar la reestructuración de su negocio tradicional o a capitalizar sus activos. La intención de hacer pública su subsidiaria de seguridad TippingPoint suponía un paso en la dirección correcta pero insuficiente. Y al final, no ha sido Nortel –como señalaban algunos rumores– sino Bain Capital y Huawei los que se han hecho con la firma pionera de Ethernet mediante un desembolso de 1.546 millones de euros.
Una vez se complete la compra, previsiblemente durante el primer trimestre de 2008, Huawei tomará sólo una parte minoritaria de 3Com, aunque intervendrá en la marcha de la compañía como socio comercial y estratégico. Según Félix Prieto, máximo responsable de 3Com en España, “aunque no conocemos todavía la participación exacta que Huawei tomará finalmente, no será muy alta. Sí sabemos que, a petición de Bain Capital, entra en la operación para convertirse en un partner comercial estratégico de 3Com. A la espera de conocer más detalles, Huawei será un partner OEM de nuestros productos”.

Estrategia para el liderazgo
Las relaciones entre Huawei y 3Com se remontan a 2003, cuando crearon la joint venture H3C con objeto de construir y comercializar equipamiento de networking para empresas. Un acuerdo que llegaba a su fin el pasado mes de noviembre, tras pagar 3Com 882 millones de dólares por el 49% que Huawei tenía en H3C, convirtiéndose así en su único propietario. La compañía heredera de la joint venture, que cuenta actualmente con algo menos de 5.000 empleados y está valorada en alrededor de 1.800 millones de dólares, ha sido una de las razones principales que han empujado a Bain Capital a involucrarse en la operación de compra de 3Com.
La presencia de Bain en el capital de 3Com plantea, de entrada, las mismas dudas que en operaciones similares. Las inversiones crecientes de las firmas de capital riesgo en el sector –más evidentes que nunca tras la adquisición de Avaya por Silver Lake Partners y Texas Pacific Group– tienen sus partidarios y sus detractores. Para algunos, la salida de bolsa aporta a las compañías la estabilidad necesaria para avanzar en sus planes de desarrollo sin la presión diaria de los accionistas; para otros, por el contrario, añade el riesgo de que los nuevos dueños persigan exclusivamente la rentabilidad a corto plazo.
En 3Com, sin embargo, existe el convencimiento de que la entrada de Bain Capital en la compañía aportará grandes beneficios. “Hay un acuerdo por parte de la firma de inversiones para mantener la estrategia aprobada por nuestro consejo de dirección, que consiste en llevar a la compañía al liderazgo del mercado en todos los segmentos en los que participamos. Una muestra de que va a ser así es que, antes del anuncio de la adquisición, habíamos empezado a incorporar nuevos recursos humanos a la filial y, ahora, incluso se me ha autorizado a duplicar el número de personas a contratar”, afirma Prieto. En su opinión, “la única opción era salir de bolsa y establecer estrategias a largo plazo. Dada la infravaloración que padecíamos, no se reconocía nuestra posición, las acciones no subían y nos veíamos obligados a pensar únicamente en el corto plazo (...) Pero ahora podremos poner en práctica nuestra estrategia (...) Habría sido totalmente diferente si nos hubiese adquirido una firma como Cisco o Alcatel-Lucent. Evidentemente, habrá reajustes, pero no conocemos todavía los detalles de la operación”.
La puesta en marcha de la estrategia corporativa de 3Com se apoyará en su amplio catálogo, “el mejor en productos empresariales del mercado. Aunque hemos estado dedicados al volumen de pequeños equipos, el espectacular cambio tecnológico que se está produciendo nos ha permitido posicionar nuestra oferta en varias áreas de negocio. Tenemos aplicaciones en todas las áreas del segmento empresarial: networking, seguridad, voz sobre IP, routing y gestión de redes. Hasta ahora, el problema de 3Com ha sido su marketing empresarial, pese a haber tenido un marketing de canal excelente”. Para potenciar su penetración en la gran cuenta, la compañía centrará en este segmento sus recursos de desarrollo, marketing y ventas, tratando de recuperar el tiempo perdido.

Crecimientos del 40%
La filial ibérica, en concreto, planea reforzar su presencia en el sector financiero, “donde tenemos muy poca actividad”, así como contratar personal para que atienda el mercado portugués, “donde actualmente no tenemos a nadie”. Prieto señala además como objetivo recuperar relaciones con las operadoras para que vuelvan a formar parte del canal de 3Com. En cuanto a facturación, las previsiones contemplan un crecimiento en 2008 de hasta un 40%. “Sigue sin ser mucho, pero tenemos que tener en cuenta de donde partimos. Reflotaremos la compañía poco a poco. Ahora mismo somos una startup, pero con marca y buenos productos, por lo que tenemos una oportunidad increíble”.


Objetivos para España
-------------------------------
- Foco en la gran cuenta
- Aumentar la presencia en Banca
- Ampliación de plantilla
- Acciones de marketing
- Reforzar áreas como VoIP y seguridad
- Volver a tener presencia directa en Portugal
- Crecer un 40% en 2008


“El año 2000 fue crucial”
---------------------------------
Fiel reflejo de la dura situación por la que ha pasado 3Com durante los últimos años ha sido su práctica desaparición pública. Sin recursos de comunicación y de marketing, y con una plantilla más que reducida, hasta su reciente compra por Bain y Huawei la compañía se hallaba “en cuadros”, sumida en un silencio más que elocuente que sus competidores han sabido explotar. “En 1998, cuando los switches se vendían a precios muy altos, 3Com contaba con 13.000 empleados. Entonces disponíamos del mejor canal del mundo y de muchos fondos para marketing. Pero el precio de la conmutación ha ido bajando de forma espectacular durante estos años hasta alcanzar valores diez veces inferiores. Esto, unido a la necesidad de reducir recursos, explica que ahora tengamos menos de 3.000 empleados”, afirma Félix Prieto.
En la filial ibérica, ese período ha tenido su propia evolución. La compañía pasó de contar con una muy buena posición en el mercado de ADSL –“que le permitió mantener muy bien la estructura”– a perder cuota en ese segmento “por motivos de precios”. Y empezaron los ajustes. “En Iberia, hemos pasado de 40 a 20 personas (...) y los recursos de marketing se han reducido completamente, lo que nos ha hecho “desaparecer” del mundo empresarial, aunque seguimos manteniéndonos muy bien en el canal por nuestros sólidos cimientos en este segmento̶

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información