Mundo profesional | Noticias | 24 MAY 2016

ZTE y Tencent colaborarán en la construcción de un centro de datos modular y móvil

El Tencent West Lab se construirá en China con especial atención en los niveles de eficiencia energética. Las primeras pruebas se han realizado en la China Academy Telecommunication Research (CATR).
sede zte
Redacción

ZTE y Tencent han cerrado un acuerdo para trabajar conjuntamente en la construcción de su nuevo centro de datos móvil, Tencent West Lab. El data center contará con múltiples avances tecnológicos, especialmente a nivel de eficacia de uso de energía (PUE). La colaboración coloca a las compañías como líderes en los estándares internacionales para la construcción de un data center sostenible.

El PUE será de 1.0665 (incluyendo ganancias fotovoltaicas), una cifra para la que se han basado en pruebas de carga durante 24 horas ininterrumpidas realizadas por China Academy of Telecommunication Research (CATR).  Las compañías han elegido China para su proyecto teniendo en cuenta el rápido desarrollo de datacenters que se está dando en el país en los últimos años, con más de 400.000 datacenters operando en la actualidad, según los datos facilitados por ZTE. Según el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MIIT), el consumo de energía anual de la industria de centros de datos de China es superior al 1,5% del consumo total de energía de la totalidad de China. Además, según el informe Uptime Institute de 2014 citado por ZTE, el PUE en China es de un 2,2%, mientras que la media global de los centros de datos es del 1,7%, lo que está suponiendo una oportunidad para la promoción de proyectos eficientes y sostenibles.

El West Lab será un datacenter móvil y modular con avances tecnológicos en refrigeración, consumo de energía, diseño, gestión y control. Los elementos clave para el ahorro de energía se encuentran en dos áreas principalmente: el sistema de refrigeración y el sistema de distribución de energía. En este centro de datos se ha utilizado un diseño "T-block",  muy parecido al de un contendor prefabricado, lo que permitirá la construcción bloque a bloque. Según las compañías, su construcción puede hacerse en entre dos y tres semanas y se puede desplegar en ‘modo móvil’ para “permitir un transporte integral, movilidad sostenible y ahorro de energía”.

El nuevo centro de datos utiliza un abastecimiento energético que combina alimentación de energía solar fotovoltaica y alta tensión, de corriente continua (HVDC) y de red eléctrica. En cuanto a la refrigeración, el proyecto es el primero en China que incorpora la tecnología de refrigeración evaporativa indirecta libre en el ámbito empresarial. Según ZTE, el índice de eficiencia energética (EER) obtenido por este método puede llegar a 16,0, cinco veces la eficiencia de la compresión mecánica convencional de refrigeración de sistemas de aire acondicionado. De esta manera, se contribuye a proteger el medioambiente y el objetivo de ahorrar energía y proporciona bajos costes de operación y bajas emisiones de CO2.

West Lab también utilizará el sistema de infraestructura de gestión inteligente iDCIM, de ZTE para la gestión de la unidad de los activos, la operación inteligente de enlazar los sub-sistemas, la identificación por radiofrecuencia (RFID), gestión de wireless y control para ayudar a Tencent a llevar a  cabo operaciones inteligentes, eficientes y gestión de procesos (O&M).

ZTE y Tencent también han colaborado, junto con China Unicom, en la construcción del proyecto Pingshan Shenzhen, el mayor centro de datos de micromódulos en Asia.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información