Mundo profesional | Noticias | 27 FEB 2015

Valorar el posicionamiento de las TI para encontrar la Madurez Digital

La consultora Bip recomienza a los CIOs adoptar una estrategia a través de la creación de un Mapa de Transformación Digital, que evalúe el posicionamiento TI de la compañía a través de sus cinco dominios.
Lucio Martínez Salazar de BIP
Marga Verdú

“Las tecnologías digitales están impulsando un cambio en los modelos de negocio que los CIOs no pueden ignorar. La mayoría de las áreas de TI reconocen la importancia de este nuevo entorno; sin embargo, pocas entienden que para "ser digital", hay que ir más allá de los cambios puramente tecnológicos. Es necesario desarrollar una auténtica estrategia que transforme nuestra tecnología. Nuestro Mapa de Transformación Digital evalúa la orientación de una organización TI y ayuda a los CIOs a diseñar su roadmap hacia esta nueva realidad”, señala Lucio Martínez Salazar, Experto en Gobierno TI de la consultora y analista Bip, Business Integration Partner.

 

Martinez Salazar argumenta a este respecto que las tecnologías digitales (las llamadas SMAC –Social, Mobility, Analytics y Cloud-) están constituyendo una innovación disruptiva en la forma de trabajar, de concebir los procesos y de entender el negocio, a la vez que impulsan la entrada de las TI en la llamada era digital. “En esta nueva etapa, los sistemas ha de convertirse en un “socio” del negocio, a través de la selección de aquellas tecnologías que tengan un impacto significativo en la transformación y optimización de los modelos de negocio de la empresa”, afirma este experto, al tiempo que advierte que no todas las áreas de TI están preparadas para acometer esta transformación. “El 69% de los CIOs están preocupados porque el “torrente digital” llega más rápido de lo que pueden responder , y el 90% del personal de sistemas carece de las competencias necesarias para trabajar en el nuevo entorno. “

 

Para sobrevivir a esta situación, Martínez Salazar señala que los CIOs deben adoptar una estrategia digital. “Nuestra recomendación es que el primer paso en este sentido sea la creación de un Mapa de Transformación Digital, que evalúe el posicionamiento digital de TI a través de sus cinco dominios (Posicionamiento Digital, Aportación al Negocio, Generación de Valor, Protección de Activos Digitales y Conocimiento Digital) y, al mismo tiempo, proporciona una visión y un objetivo común, a partir de los cuales diseñar un roadmap de transformación.”

 

Los resultados de la evaluación de Bip se representan en una matriz bidimensional, en función del impacto (en términos del valor aportado a Negocio) y la orientación Digital (capacidad actual de TI para impulsar/asumir este proceso de transformación). La aplicación de este modelo clasifica las categorías de “madurez” de  Sistemas en cuatro apartados: Conseguidores: áreas TI que realizan inversiones en innovación digital a petición de Negocio, aunque sin un programa de transformación específico. Expectantes: son los que menos oportunidades ven en las nuevas tecnologías. Escépticos en todo lo que se refiere al mundo digital, su excesiva precaución les hará perder oportunidades. Tecnólogos: correspondientes a aquellas organizaciones que adoptan las tendencias tecnológicas, pero sin adaptarlas a su negocio, quizás por falta de una estrategia digital adecuada que les permita obtener todo el beneficio posible. Adoptantes: que son los que obtienen beneficios de su estrategia digital al invertir en iniciativas con una estrategia definida.

 

El informe señala que una vez posicionada el área de Sistemas en uno de estos cuadrantes, el camino de evolución pasa por incrementar, en un primer término, la orientación digital mediante la consolidación y homogeneización tanto de su arquitectura e infraestructura como de su propia función. De esta forma, el área TI ya está en condiciones de ofrecer propuestas innovadoras a Negocio basadas en el uso de la tecnología. En caso de no ir por este camino, el informe señala que se corre el riesgo de caer en la “trampa del alineamiento”, esto es, ofrecer propuestas a negocio sin un planteamiento tecnológico coherente. Este hecho puede ocasionar, a medio y largo plazo, un incremento en los costes y una degradación de la calidad del servicio proporcionado a negocio.

 

El siguiente paso es diseñar una estrategia de transformación que incremente la orientación y la madurez digital. “Para ello, recomendamos la creación del Digital Steering Commite (DSC), órgano participado por Negocio (mediante Business Executives), Sistemas (a través del CIO) y coordinado por el CDO (Chief Digital Officer). Su misión será definir la estrategia y dotarla de los medios necesarios para asegurar su cumplimiento.” Dicha estrategia se concreta, de acuerdo con Martínez,  en un Plan de iniciativas articulado en torno a 3 elementos clave: Visión: de cómo orientar el área de TI a ser más digital y mantener el alineamiento con el negocio.

 

En segundo lugar, Gobierno Digital para desarrollar políticas, procesos, estructuras (roles y responsabilidades –Broker de Servicios, Cloud Service Manager,… ) y herramientas para el control y seguimiento de las iniciativas del Plan. Y Compromiso “in-out”,  con la finalidad de extender el cambio a toda la organización, logrando la participación de todos los departamentos y estableciendo acuerdos de colaboración con las nuevas categorías de partners enmarcadas dentro del “ecosistema” digital. Finalmente, es necesaria la elaboración de una Agenda Digital que vincule las tendencias y tecnologías disruptivas identificadas con sus posibles ámbitos de aplicación (áreas de negocio) de la empresa, y un Roadmap, que defina el plan y proyectos junto al nivel de madurez a alcanzar.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información