Mundo profesional | Artículos | 01 JUN 2009

Reducir personal de TI no es una solución para salir de la crisis

Reducir el personal de los departamentos de TI es una solución a corto plazo pero que con vistas al futuro resulta peligroso ya que corren el riesgo de no estar lo suficientemente preparados para dar respuesta a las necesidades del negocio y, además, podría mermar la capacidad de las organizaciones de beneficiarse de una recuperación de la economía.
La consultora Affiniti ha realizado una encuesta entre 500 responsables de TI en la que pone de relieve como el 75% de las organizaciones se sienten presionadas para reducir los costes operativos en los próximos seis o doce meses, y un 37% ha admitido que lo hará recortando personal y no buscando estrategias alternativas. Más de un 7% de los directores de TI considerarían utilizar más servicios gestionados como una opción para reducir costes frente a un recorte de plantilla. Affiniti señala que los departamentos de tecnología que están reduciendo de forma significativa su personal “están dificultando su recuperación tras la crisis, que se prevé que empiece a remitir a finales de 2009 principios de 2010”. Paul Renucci, director de Affiniti, mantiene que “los departamentos de TI deben buscar medidas alternativas para recortar costes que no sean la mera reducción de plantilla".
La encuesta refleja que mientras que casi la mitad de los encuestados (42%) espera que las TI jueguen un papel clave en la recuperación de las organizaciones sólo un 25% considera que ayudar a la compañía a incrementar sus ingresos es uno de sus objetivos.

Otras alternativas
Los salarios constituyen la parte más importante de los costes corporativos. Eliminar puestos de trabajo es una de las formas más rápidas y accesibles de reducir los gastos, por lo que tienen mucho sentido desde el punto de vista fiscal en la actual economía en recesión... Sin embargo, las reducciones llevan asociados otros costes. La conciencia cada vez mayor de la existencia de estos costes colaterales ha conducido a las compañías a buscar alternativas a las notificaciones de despido a la primera señal de dificultad financiera. Los puestos de trabajo compartidos, acortamiento de la semana laboral y reducciones voluntarias del salario son algunas de las medidas que están aplicando las compañías multinacionales norteamericanas antes de reducir plantilla. Y aunque podrían no tener siempre un éxito del 100%, y algunos despidos pueden continuar siendo inevitables, el valor a largo plazo de esas alternativas es muy alto, en opinión de los directores que las han adoptado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información