Mundo profesional | Noticias | 23 FEB 2015

Los hombres que detestan a las mujeres... en Silicon Valley

Los líderes de la industria ya han hecho referencia a ello en varias ocasiones con buenas palabras; pero la realidad revela un serio problema que pone de manifiesto que, en definitiva, las acciones van por otro lado en un mundo plagado de sexismo en el que, el de las TI, no es una excepción.
Empleados
Marga Verdú

Parece ser que la inmensa mayoría de compañías establecidas en Silicon Valley odian a las mujeres; un fenómeno que no pasa inadvertido para los “capitanes” de la industria TI. Hace poco, el CEO de Intel Brian Krzanich desafió a su empresa y a la industria a ser más diversos, de este modo: “cuando llevamos a cabo las tareas de forma conjunta, podemos transformar lo imposible en posible. Entonar el mía culpa suena bien, pero hemos de hacer algo al respecto para paliar un problema que está empezando a ser del todo serio.”

 

Un estudio realizado hace pocos meses relacionado con la diversidad en el empleo en el sector tecnológico revelaba que  existen diferencias de 70 a un 30% a la hora de contratar hombres en favor de las mujeres en empresas como Google, Apple, Twitter, Facebook, Microsoft, Hewlett-Packard, Cisco e Intel, entre otras. En términos de salario, está comprobado que las mujeres perciben un 20% menos con respecto a un cargo equivalente ocupado por un hombre.  En este sentido, la polémica desatada por Satya Nadella, CEO de Microsoft quien, el pasado año, destituyó a Steve Ballmer; hasta el momento actual, con sus polémicas declaraciones, afirmando que las mujeres no deberían pedir equiparación salarial sino tener fe en el sistema (un comentario por el que ya tuvo que disculparse), ha conseguido ganarse fama de mujer gafe.

 

El acoso sexual tampoco pasa desapercibido en perfiles profesionales de elevado nivel, como lo que le ocurrió durante la primavera pasada a la ingeniera informática de Githup, Julie Ann Horvath, quién, tras ser acosada por un compañero sufrió la discriminación de el cofundador Tom Preston-Werner y de su mujer, y tuvo que abandonar el trabajo. “Casos como este se cuentan por cientos en Silicon Valley”, comenta Horvath.

 

 El mito de la Barbie que necesita ser constantemente ayudada por sus compañeros hombres es otro tema sexista a desterrar. Algo a lo que no ayudan mucho iniciativas como la de Mattel, cuando lanzó el libro de Barbie “I Can Be a Computer Engineer”, disponible en las estanterías de Amazon hasta que diversas voces críticas consiguieron su retirada por considerarlo sexista. El libro describe a una muñeca Barbie vestida de rosa que necesita la ayuda de sus compañeros porque no se acuerda de hacer backups, infecta con virus los ordenadores de sus compañeros sin darse cuenta, y no sabe nada de código. Ah! y, para que se vayan animando las nuevas generaciones, el  libro está dedicado a adolescentes.                                                                                

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información