Mundo profesional | Noticias | 20 ABR 2016

La visión a 10 años del futuro de la tecnología, según Network World

Hace una década, no existían los teléfonos inteligentes. Hoy Wi-Fi y los datos móviles están casi omnipresentes y los teléfonos inteligentes han saturado los mercados más desarrollados. El ritmo de evolución tecnológica sigue acelerándose y habrá nuevas categorías de producto que cambiarán la forma en la que vivimos y se trabaja.
futuro canal mayoristas
Redacción


Con motivo de sus 30 años en el mercado, la edición estadounidense de NetworkWorld ha dado su visión de cómo será el futuro tecnológico en los próximos 10 años, y cómo puede cambiar el entorno TI. Y esto es lo que dicen.

Las aplicaciones de productividad cambiarán mucho en poco tiempo
Ya se han movido a la nube y han ganado inteligencia, pero su funcionalidad sigue siendo la misma desde sus orígenes. El procesador de textos se mantiene sin grandes cambios, incluso los más recientes, WordStar o Google Docs, y una hoja de cálculo sigue teniendo la misma utilidad, ya sea Lotus o Excel 2013.

Sin embargo, Dan Bricklin, el inventor de la hoja de cálculo, sostiene en una charla con la publicación, que eso va a cambiar en los próximos diez años.

La principal vía de acceso (la mejor hoy en día) a las apps de productividad es una gran pantalla y un teclado, pero en un mundo plagado de dispositivos móviles que son la principal vía de entrada al ámbito digital, lo lógico es que las apps evolucionen porque ahora no funcionan tan bien como en los equipos de sobremesa.

Con el tiempo, será posible accede y navegar por una base de datos mientras el usuario espera al autobús o hace cola para comprar algo. La movilidad llevada al extremo, con mayor diversidad de apps y más especialización, además de avances en la facilidad de uso. Por ejemplo, dice Bricklin que, en lugar de editar una hoja de cálculo sobre un smartphone, un usuario tendrá simplemente que hablar al dispositivo para añadir los datos al sistema, y mientras podrá moverse de un lugar a otro.

Cloud en 2026: la base de la informática
Quizás no se llame cloud en 2026, pero estará plenamente instaurada como la forma en la que se hace IT, dicen los expertos consultados por NetworkWorld.

Durante la próxima década se construirán cada vez más centros de datos hiper-escalables para hacer frente a los incrementos exponenciales de la producción de datos y al deseo insaciable de capacidad informática de gestionarlos y analizarlos. En 2026 nuestros smartphones serán dispositivos cliente ultra-delgados que tendrán acceso a la la informática cloud virtualmente ilimitada.

Como las empresas están creando sus nuevas aplicaciones en la nube, en diez años será el lugar natural para alojar aplicaciones y se habrán despejado las dudas sobre su seguridad. Las compañías almacenarán su información en basas de datos cloud e, incluso, habrá servicios cloud generalistas y otros para sectores verticales concretos (para retail, la atención médica o las finanzas, por ejemplo).

El reinado de las apps inteligentes en IoT
Aunque cloud será el lugar dominante donde se encuentren la mayoría de las aplicaciones y los datos, preocupará menos la infraestructura porque la gestionarán completamente los proveedores. En su lugar, el usuario se centrará en las aplicaciones y servicios inteligentes para aprovecharse de la ubicuidad de esa infraestructura, según el analista Krishnan Subramanian, que organizó un evento titulado “Cloud 2020” donde se exploró como cambiará esta tecnología en el futuro.

Hoy la unidad básica de cómputo es un servidor físico o virtual, pero en 2026 habrá una gran cantidad de dispositivos conectados que producirán datos que se almacenarán en la nube. Los sistemas cloud tendrán potentes motores de aprendizaje e inteligencia artificial para digerir los datos y producir lógicas de negocio para tomar decisiones operativas.

El cifrado homomórfico mantendrá los datos más seguros
El gran riesgo de estos datos almacenados en la nube es que para utilizarlos hay que descifrarlos, primero, lo que abre la posibilidad de ser atacados. El cifrado homomórfico podría solucionarlo.
Esta técnica cifra los datos de tal manera que las aplicaciones pueden acceder a ellos y realizar sus cálculos basados en ellos, sin utilizarlos en realidad, ya que se trata de una representación de los datos. E incluso, una vez que la aplicación concluye los cálculos, se pueden cifrar también.

Open-source será incluso más colaborativo
También el software de código abierto avanzará y será aún más colaborativo. No hay razón para que pensar que la tendencia cambiará con el tiempo, ya que las empresas se han dado cuenta de que es ineficiente desarrollar plataformas propietarias, según Neela Jacques, director ejecutivo del proyecto OpenDaylight SDN.

Big Data tendrá un gran papel en la evolución de la red
Y Big Data también jugará un papel importante en la red y seguirá teniendo un impacto notable en el futuro previsible. Los expertos consideran que el aprendizaje de las máquinas transformará la capacidad de las redes, cada vez más sofisticadas y seguras. Su capacidad de analizar grandes cantidades de datos, para buscar patrones y anomalías, cambiará la forma en que las nuevas herramientas se anticipan a los problemas, antes de que causen interrupciones o intrusiones.
Su extensión puede provocar, según los expertos, una época de renacimiento para el análisis y la gestión de la red. La toma de decisiones o la gestión de la intervención humana se pueden realizar mediante el uso de sistemas de analítica inteligentes.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información