Mundo profesional | Artículos | 01 NOV 2009

La industria toma partido

La FCC (Federal Communications Commission) ha aguantado el tipo sin someterse a las enormes presiones que desde buena parte de la industria de redes y telecomunicaciones, y de ciertos sectores
políticos de Estados Unidos, especialmente del Partido Republicano, abogaban por no regular la neutralidad de la Red. Tras un intenso debate sobre la conveniencia de desarrollar una normativa que garantizase tal principio, la FCC finalmente aprobaba hace apenas unos días una propuesta que supone la apertura formal de un proceso para crear nuevas reglas que impidan el trato discriminatorio del tráfico en Internet. Aunque todavía tendrán que pasar varios meses antes de que la entidad reguladora de Estados Unidos vote la normativa final sobre la neutralidad de la Red, cuando ese momento llegue los usuarios tendrán la garantía de poder acceder a las aplicaciones y los websites legales que deseen sin sufrir bloqueos o ralentizaciones del ancho de banda selectivos por parte de los operadores y proveedores de servicios. Si bien éstos podrán aplicar enfoques de gestión de red “razonables” para reducir las situaciones de congestión y mantener la calidad del servicio, las nuevas reglas les obligarán a hacerlo con total transparencia para los usuarios. La propuesta de la FCC incluirá en la normativa sobre la neutralidad de las redes los servicios de banda ancha sin cables y el tratamiento más adecuado a los servicios de red gestionados.
Muchos han sido y son los intereses en juego en este debate que, en varios sentidos, sólo acaba de empezar, pues es de prever que seguirán las presiones para influir en el contenido final de las normas. Y muchos han sido los argumentos a favor y en contra esgrimidos por los grupos enfrentados. Pero como no ha pasado desapercibido para casi nadie vinculado a Internet y la Web, el conflicto ha servido –está sirviendo- para que los usuarios sepan claramente quién está en cada bando. Los pro y los contra neutralidad se han retratado, y todos empezamos a saber lo que podemos esperar de cada uno de los segmentos claramente posicionados. Si para el propio presidente de la FCC, Julius Genachowski, 28 grupos de consumidores y de derechos digitales -como Free Press y Public Knowledge-, diversos pioneros de Internet -Vint Cerf y David Reed, entre ellos-, altos ejecutivos de compañías relacionadas con la Web –como Google, Amazon.com, eBay y Facebook-, y 30 inversores de capital riesgo en el sector tecnológico las nuevas reglas son necesarias para proteger la innovación en Internet y preservar la apertura que permitió su rápido desarrollo, para otros suponen una seria amenaza a las inversiones en banda ancha por parte de los operadores. En este lado militan precisamente los grandes operadores estadounidenses, como AT&T y Verizon, y –al menos pública y explícitamente- 44 compañías relacionadas con las telecomunicaciones, como Cisco Systems, Alcatel-Lucent, Motorola y Nokia, sin que ese supuesto impacto en las inversiones en banda ancha puedan considerarse ni real ni comprobable. Incluso circula desde hace dos semanas un estudio de Free Press que pone seriamente en duda tales consecuencias.
El origen de los personajes y las compañías que se encuadran en cada extremo habla por sí mismo, y marca una clara división entre los que han promovido desde sus inicios Internet y las compañías que han nacido directamente de los nuevos medios empujando su evolución y entre aquellos que, con sus raíces en una concepción anterior y totalmente diferente de las redes, se han ido adaptando a ellos, si bien hay que reconocer que con mucho éxito en determinados casos. Son muchas las cuestiones tecnológicas, económicas y sociales que rodean cada propuesta, y no sería bueno acercarse a ellas con enfoques apriorísticos por ninguna de las partes, pero los usuarios deben comprender la verdadera dimensión del debate y qué defiende cada uno.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información