Mundo profesional | Noticias | 14 ABR 2015

La analítica de datos podría encaminar la diversidad laboral

Silicon Valley es, probablemente, el ejemplo más flagrante de pobreza en lo relacionado a representación de grupos minoritarios.
HP Monitores y trabajadoras
Marga Verdú

A pesar de que las mujeres generan el 57% de la fuerza laboral, ellas cuentan en una proporción inferior al 25% de los profesionales de TI. Y, si tenemos en cuenta los puestos de trabajo pertenecientes a rangos superiores, la presencia femenina entre los CIOs de las 250 empresas más influyentes del mundo -según el ranking de Fortune- no llega al 20 por ciento.

 

Google, una de las compañías de la industria tecnológica que se ha mostrado más sensibilizada con esta problemática, es una de las primeras organizaciones en integrar diversidad a su plantilla con la incorporación de profesionales procedentes de culturas afroamericanas e hispanas en un 2 y un 3%, respectivamente. A estas alturas, el 30 por ciento de los trabajadores de Google son asiáticos, mientras que el 65% de su plantilla es masculina y de raza blanca. “No estamos todavía en aspectos de diversidad laboral a la altura que nos gustaría”, señala Google en su site.

 

Incluso empresas conocidas por su visión progresista y el empleo de sofisticadas tecnologías parecen permanecer ancladas en la edad oscura en lo que respecta a diversidad. Solo el 15% del personal técnico de Facebook es femenino y, en LinkedIn, no llega al 17 por ciento.

 

Por fortuna, emergen signos de progreso. Ejecutivas de alto nivel como la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, Sheryl Sandberg COO de Facebook , y Meg Whitman CEO de Hewlett-Packard son muestra de ello. Otros ejemplos relevantes de mujeres CIOs en empresas tecnológicas los encontramos en Wal-Mart, Symantec y GE.

 

Asimismo, ciertas iniciativas informales han empezado a progresar con la finalidad de incentivar a futuras generaciones de mujeres y minorías a optar a puestos de trabajo relacionados con la industria TI. Facebook y LinkedIn han anunciado recientemente la intención de lanzar programas de mentoring y soporte para atraer el talento de colegas femeninas a Silicon Valley. Y, el pasado mes de enero, Intel anunció que invertiría 300 millones de dólares en mejorar la diversidad de su plantilla, y en convertir su tecnología en un ecosistema más atractivo para mujeres y minorías.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información