Mundo profesional | Noticias | 13 NOV 2014

Fundación Telefónica organiza una exposición dedicada a Nikola Tesla

La exposición, montada con un planteamiento ecológico, trata de mostrar las distintas vertientes de la figura de Nikola Tesla, y se completa con múltiples actividades y un programa educativo (espacio.fundaciontelefonica.com).
Nikola Tesla
Exposición dedicada a Nikola Tesla
Network World

La Fundación Telefónica, en colaboración con la Embajada de la República de Serbia en España, el Museo Nikola Tesla de Belgrado y Canopia, acoge la exposición “Nikola Tesla. Suyo es el futuro”, que homenajea hasta el 15 de febrero de 2015 a este genio visionario serboamericano, considerado como el verdadero fundador de la tecnología moderna y padre de nuestra civilización eléctrica.

Nikola Tesla (Smiljan, 1856-Nueva York, 1943) es «el genio al que robaron la luz», pues fue eclipsado por otros científicos, como Edison o Marconi. No solo concibió la corriente alterna y la radio, sino que fue pionero en tecnologías visionarias para su época como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad. Tras muchos años de incomprensible olvido, recientemente la ciencia y el arte se han puesto de acuerdo para consagrarlo como el verdadero fundador de la tecnología moderna.

 

Hoy en día, Tesla se ha convertido incluso un icono de la cultura popular, presente en videojuegos, cómics, literatura, películas, canciones, series y miles de páginas web, en un cruce de referencias en el que realidad y ficción terminan confundiéndose. Introducir su nombre en Google puede llegar a arrojar cinco millones de resultados.

 

“Más que nunca es necesario detenerse y escuchar a Nikola Tesla, el niño que descubrió la electricidad acariciando a su gato y que dedicó los siguientes ochenta años a averiguar qué maravillas se ocultaban tras esas chispas”, explican Miguel A. Delgado y María Santoyo, comisarios de la exposición.

 

La muestra propone un recorrido por el espacio y el tiempo habitados por Tesla: del Imperio Austrohúngaro al Nueva York de los primeros rascacielos, de las habitaciones de hotel a los laboratorios, de la fama a la ruina, de la genialidad a la locura, de la soledad al trending topic. Muchos son los rostros de Tesla que la exposición quiere abarcar: el inventor brillante, el hombre de su tiempo, el extravagante seductor, el visionario, el superhéroe… Pero Tesla ejerce además una poderosa atracción transcultural y multidisciplinar y en él convergen la creación y la invención. Su visión pretendía cambiar el mundo, y el mundo cambió a imagen y semejanza de su visión. Tesla guardaba una profunda fe en la capacidad de invención humana y creía en los beneficios del progreso como solamente las generaciones anteriores a la Segunda Guerra Mundial podían hacerlo.

 

Gran parte de sus vaticinios, como la transmisión inalámbrica de información, sonido e imágenes o sus advertencias sobre los riesgos producidos por el uso irresponsable de la energía, han cobrado vida en nuestros días, más de un siglo después de que fueran enunciados ante un público que no supo comprender lo que se les estaba revelando.

 

La exposición se completa con la Teslapedia, editada por Turner, que incorpora una app de realidad aumentada y gratuita, desarrollada por un equipo especializado de la Universidad Politécnica de Valencia, que se encuentra disponible en Appstore y Google Play.

 

Experiencia ecológica

Esta exposición se ha diseñado como un producto sostenible para lo cual se ha calculado el impacto medioambiental de cada una de las decisiones de diseño con el objetivo de minimizar su huella de carbono. Esta huella además se muestra al visitante en los paneles del último ámbito de la exposición, respondiendo a la preocupación explícita de Nikola Tesla concerniente al correcto uso de la energía. De hecho, calcular la huella de carbono es la única forma de garantizar y demostrar que un proyecto es "sostenible": mostrar este resultado es importante y un dato que en el futuro próximo será imprescindible para poder demostrar la calidad de las exposiciones.

 

En este proyecto se han reutilizado todos los muros de la exposición previa para no generar escombros o tener que construir nuevos elementos de carpintería pesada. Por otro lado, las otras estructuras se han diseñado como un lego que se monta y desmonta fácilmente sin necesidad de herramientas; se trata de estructuras autoportantes y muy ligeras, fabricadas con cartón reciclado, minimizando así el impacto ambiental en su producción y pensando en su futura reutilización y reciclaje.

 

Otras cuestiones interesantes son el uso de una serie de instalaciones de iluminación basadas en tecnología LED y que cuentan con detectores de presencia para que se apaguen cuando no haya visitantes, favoreciendo así el ahorro energético.

 

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios