Mundo profesional | Artículos | 01 JUN 2010

El papel del integrador en la eficiencia energética en edificios

Tona Torres.
La eficiencia energética en los edificios ha pasado de ser una tendencia a una realidad aplicable en diferentes sectores. La proyección de nuevos edificios o la rehabilitación de los ya existentes con el objetivo de reducir el consumo de energía es uno de los puntos principales de actuación de los organismos internacionales, plasmado a nivel mundial en el Protocolo de Kyoto y en las recientes iniciativas de la Unión Europea destinadas a limitar las emisiones de dióxido de carbono. A su vez, los fabricantes de tecnología llevan trabajando varios años el tema de la eficiencia energética y el Green IT está en plena expansión. Sin embargo, las capacidades de la tecnología como actor principal en un futuro más sostenible van mucho más allá. Las nuevas normativas de edificación exigen ciertos estándares de eficiencia energética y las redes IP existentes en la mayoría de ellos son capaces de ofrecer funcionalidades muy interesantes a la hora de alcanzarla si sabemos aprovechar su gran interoperabilidad con otras tecnologías para conseguir el control de los consumos energéticos.
La red IP ya está presente, tanto en edificios construidos como en los nuevos proyectos. Tomada como “backbone” puede ser aprovechada como red troncal de toda la infraestructura tecnológica, de forma que se ahorren costes por duplicar cableados. Su amplia envergadura permite integrar sistemas de:
- Building Management System (BMS) y Room Management System (RMS). Basados en estándares abiertos como LonWorks, BACnet, OPC o KNX, ofrecen gestión automatizada del sistema de iluminación, climatización, ventilación, ascensores, persianas, sistemas de seguridad, anti-incendios, controles de accesos, medidores de consumos, etc.
- Plataformas de gestión de redes de edificios o locales, orientadas a centralizar el control remoto de los consumos energéticos de cientos o miles de unidades inmuebles, repartidas geográficamente y que habitan en áreas con distintas climatología, horarios de uso diferentes, etc.
- Comunicaciones unificadas (telefonía IP, tecnologías inalámbricas, videoconferencia, etc.), que permiten el intercambio de información a través del medio más rápido y cómodo posible.
La integración de la tecnología en la construcción es una realidad cercana, una apuesta de futuro y con beneficios concretos como:
- Ahorro de costes de construcción y explotación. La integración en una única red de los servicios que se comunican por cableados independientes y sistemas de comunicaciones supone una disminución del consumo eléctrico. Como la red IP ya está presente en los edificios, repercute en un ahorro directo en los costes de las instalaciones.
- Entorno sostenible. El nuevo Código Técnico de la Edificación obliga a cumplir unos ciertos requisitos de eficiencia energética orientados a conseguir un ahorro de consumo en iluminación y climatización. El sistema integrado de redes de automatización y de comunicación permite un control avanzado de estos dispositivos y, por tanto, ayuda a cumplir las normativas.
- Protección de activos. La centralización de los sistemas de seguridad, comunicaciones y control facilita las tareas al personal de mantenimiento y seguridad, lo que repercute en la optimización de recursos materiales y humanos.
- Nuevas formas de trabajo y relación. Cuando las edificaciones están dedicadas a oficinas, el confort que puede conseguirse con las plataformas de gestión es superior al de una oficina estándar, gracias al control de la iluminación y la temperatura. También las formas de trabajo cambian, ya que el entorno laboral es más flexible, más eficiente y más rentable. Los empleados pueden estar incluso fuera de la oficina pero contactados con videoconferencia, telefonía IP, tecnologías inalámbricas, etc.
- Nuevas oportunidades de ingresos. La convergencia de las comunicaciones, la seguridad y la automatización dan lugar a nuevos servicios que pueden proporcionar negocio a las compañías como publicidad personalizada, contenidos por IPTV, distribución de contenidos en directo, etc.
Dada esta situación, el nuevo modelo de integrador tecnológico experto tanto en TIC como en sistemas de gestión de edificios, capaz de ofrecer soluciones que integren estas dos “caras” de la tecnología, va a jugar un importante papel en la implantación a corto plazo de sistemas inteligentes de optimización del consumo de energía y de reducción de costes operativos y de mantenimiento. Su conocimiento de la red IP y de las grandes posibilidades que ofrece su interoperabilidad, les coloca en una posición privilegiada para situarse como impulsores de este tipo de proyectos, beneficiosos para las empresas, los ayuntamientos y para el medioambiente.


Tona Torres
Business Development Manager
Connected Building de Unitronics

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información