Mundo profesional | Noticias | 21 NOV 2014

El 80% de los costes de construcción de un CPD corresponde a 'facilities'

De este porcentaje, la mitad corresponde a la instalación eléctrica y la otra mitad se divide entre refrigeración e infraestructura mecánica.
Interxion centro datos
Network World

La mayor parte de la inversión en la construcción de un centro de datos se destina a facilities, casi un 80% del presupuesto. De este porcentaje, la mitad corresponde a la instalación eléctrica, mientras que la otra mitad se divide entre refrigeración e infraestructura mecánica. Este ha sido uno de los titulares extraídos del debate que ha tenido lugar con motivo del II Desayuno Tecnológico organizado por EMPTIC bajo el título “CPD: ¿mejorar o externalizar?” y celebrado en el centro de datos de Madrid de Interxion.

 

En el encuentro se valoraron múltiples aspectos del centro de datos: desde la importancia de los datos y su criticidad, hasta el coste total de propiedad, pasando por la necesidad de redundancia o de externalización. Entre las principales cuestiones comentadas destaca el gasto destinado a la construcción, donde no sólo se debe valorar la inversión (capex) que hay que realizar, sino otro tipo de aspectos como la gestión o el consumo eléctrico (opex). De hecho, la ignorancia de las compañías en cuanto a la factura eléctrica del CPD, puesto que no lo miden o se incluye dentro de los gastos del edificio y no se imputa correctamente, es uno de los costes ocultos más significativos de las organizaciones.

 

Una de las problemáticas a la hora de externalizar o no el centro de datos está relacionada con los metros cuadrados que hay que construir y qué elementos deben redundarse. Una de las principales dificultades a solventar es adelantarse a las necesidades futuras, tanto por necesidad de ampliar el espacio técnico como de reducirlo. Del mismo modo, hay que determinar qué elementos deben redundarse y en qué nivel.

 

Las empresas deben valorar además la necesidad o no de externalizar todo el CPD o dejar parte de los servicios en instalaciones propias o en manos de otros proveedores. Si se opta por la externalización, se ha de analizar si la cercanía o no al centro de producción es clave para el negocio. Por ejemplo, en el sector financiero, la baja latencia es fundamental para las transacciones donde un milisegundo puede significar ganar o perder mucho dinero. 

 

Finalmente, vistos los factores que hay que tener en cuenta a la hora de plantearse si mejorar, construir o externalizar el centro de datos, no hay que olvidarse de la obsolescencia de los equipos, de la conectividad disponible o de la elección de los proveedores tecnológicos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios