Mundo profesional | Artículos | 01 DIC 2008

Antonio Navarro, director comercial de D-Link Iberia

"Con la familia DES-8000 hemos completado nuestra oferta de conmutación extremo a extremo"
Juana Gandía.
Desde principios de año, D-Link focaliza su estrategia en la consolidación de la familia de soluciones Wireless-N, la tecnología Green Ethernet y la ampliación de sus soluciones de conmutación avanzada. Esta última línea se ha culminado con la presentación de DES-8000, solución modular multiterabit pensada para el core de la red.

A unque la pyme es una pieza clave en la actividad de D-Link, en los últimos años su estrategia se ha orientado a nuevos mercados, apostando por el área de consumo y la gran cuenta. ¿Cómo se posiciona la empresa en estos sectores?
- La pyme sigue siendo una de nuestras grandes apuestas, ya que es uno de los pilares fundamentales de la actividad empresarial en España y el segmento con un mayor crecimiento potencial de aquí a dos años. Ha sido el core de nuestro negocio y queremos seguir liderando este mercado, pero también continuaremos trabajando para reforzar nuestra presencia en la gran empresa, donde tenemos mucho que aportar. Nuestro canal está preparado para ofrecer a las empresas lo que necesitan y los integradores cuentan con nosotros a la hora realizar sus proyectos. Además, con el departamento que pusimos en marcha hace dos años hemos reforzado la labor que estaban realizando los grandes integradores de sistemas y hemos conseguido ofrecer un apoyo bidireccional. Por una parte, el que realizan estos integradores y, por otra, disponemos de una vía directa con la que llegar al usuario final, pero siempre manteniendo nuestra política de seguir siendo una empresa de canal”.
En cuanto al área de consumo, al ser uno de los sectores más afectados por la crisis, no creo que veamos cumplidos nuestros objetivos, si bien quedaremos muy cerca de conseguirlos. Esto va a ser posible gracias a los acuerdos que hemos firmado con grandes superficies como El Corte Inglés, Fnac o Carrefour, y con cadenas de distribución como PC Green, Datalogic (Beep) o APP Informática.

Tecnológicamente, ¿en qué líneas se ha centrado la compañía para reforzar su posicionamiento en la gran cuenta?
- Nuestro acercamiento a este mercado se realiza desde todas nuestras líneas de negocio, pero sobre todo es muy importante la aportación de nuestra familia xStack, que nos permite ofrecer una solución completa de extremo a extremo. Es una línea que a nivel competitivo ofrece un gran valor añadido respecto a la competencia, sobre todo en flexibilidad de instalación y crecimiento. Y seguiremos complementándola en el futuro.
Con la familia xStack ofrecíamos la posibilidad de dar en un core densidades de hasta 576 puertos gigabit, alta disponibilidad y redundancia, además de permitir distribuir geográficamente ese core hasta 10 kilómetros de distancia y seguir funcionando como una única entidad física. Ahora, la introducción de la familia DES-8000 abre una nueva vía para la compañía, ya que es la primera vez que D-Link dispone de una solución de alta densidad de conmutación en formato chasis. A partir de ahora, el partner podrá elegir entre el formato distribuido a nivel estacable gigabit, con enlaces de 20 Gb totalmente redundantes, o bien optar por la concentración de todos sus puertos en un chasis multiterabit de alto rendimiento, con redundancia máxima en ventilación, alimentación y gestión. Se trata de un elemento más que viene a cerrar el círculo de una estrategia que se puso en marcha hace algunos años. Lo que hemos hecho es completar nuestra gama de soluciones extremo a extremo con equipos que van desde el switch más básico sin gestión, pasando por la gama Smart y xStack y cerrar el círculo con este nuevo equipo. De esta manera podemos atender tanto a las necesidades de una pyme como de una gran empresa.

¿Cuál es la última incorporación que se ha realizado para el extremo de la red?
- Este es un entorno en el que también estamos poniendo especial énfasis y que vamos ampliando. Nuestro último desarrollo es DES-3528, un equipo de 24 puertos que, junto a DES-3552 de 48 puertos, se ha convertido en el abanderado de la familia de switches Fast Ethernet gestionables de la línea xStack. El recién anunciado dispositivo destaca por incorporar dos puertos adicionales gigabit y aportar apilamiento físico para hasta ocho unidades, alcanzando capacidades de conmutación de hasta 12,8 Gbps. Con él vamos a poder gestionar virtualmente desde una única IP hasta 32 dispositivos, con independencia de modelos.

Las comunicaciones inalámbricas es otro de los focos de negocio de D-Link. ¿Hacia donde se encamina la estrategia de la compañía en el entorno wireless?
- La serie Wireless-N se está haciendo con un mercado que hasta ahora era propiedad de las WLAN tradicionales, sobre todo el de 108 Mb. Podemos decir que supone una revolución y una de nuestras grandes apuestas. En dispositivos Draft-n vendidos, In-Star nos posicionaba a primeros de año en cabeza de lista, por delante de Linksys y Belkin. Vivimos un momento de liderazgo a nivel mundial y nuestro objetivo es mantenerlo. Por ello, hemos sacado una completa línea que abarca desde puntos de acceso, router, gateway y toda una serie de tarjetería que brinda al mercado una opción fiable, certificada y de futuro. Una de las últimas incorporaciones ha sido DIR-855, un router gigabit dual band que opera simultáneamente en las frecuencias de 2,4 y 5 GHz, con lo que obtenemos la máxima velocidad y rendimiento tanto de las redes inalámbricas actuales como futuras.
En este mercado podemos hablar de equipos conmutados y concurrentes. Con los primeros se elige en el equipo la banda con la que se quiere operar, con los segundos, como es el caso del DIR-855 se pueden gestionar las dos bandas de frecuencias simultáneamente. De manera inteligente, este equipo dispone de una calidad de servicio que gestiona el trafico por criticidad.

¿Qué supone Green Ethernet para la compañía?
- Hemos sido los primeros en lanzar soluciones hardware de redes con tecnología “verde”, dentro de una estrategia global que no sólo se ha incorporado a nivel de switching sino que también hemos replicado en nuestros gateways de gama alta y que llevaremos a toda nuestra línea de productos. D-Link ha reducido el consumo de sus equipos entre un 40% y un 44%, llegando en algunos casos hasta el 80%, respecto a sistemas precedentes, como es el caso de DGS-1008D. Y esto ha sido posible gracias a que los puertos son capaces de detectar el estado de los enlaces. Cuando el equipo no está conectado, entra en stand by y deja de consumir. Por otro lado, también realizamos un según tipo de análisis: la detección de la longitud del cable. Lo que hacemos es calcular la cantidad que se precisa para dar servicio al punto de red sin perder potencia. De esta forma se reduce el consumo y la disipación, además de alargar la vida del producto. Y todo esto, sin incrementar el precio del producto.


Cumpliendo objetivos
-------------------------------
En 2007, el negocio de grandes cuentas de D-Link creció un 17%, mientras que el de distribución TI y el de consumo se incrementaron en un 11% y un 6% respectivamente. Para este año, la compañía espera crecer un 20% en la pyme, un 30% en la gran cuenta y 50% en consumo. Tecnológicamente, sus pilares seguirán siendo los mismos en los que ha estado trabajando hasta el momento: conmutación, soluciones inalámbricas (especialmente Wireless-N), soluciones globales de seguridad,

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información