Movilidad | Noticias | 10 OCT 2018

Wi-Fi 6: se simplifica la denominación de las redes inalámbricas

El cambio de nombre afectará también a los dos estándares previos.
wifi
Redacción

La Wi-Fi Alliance, la agrupación mundial de compañías especializadas en redes inalámbricas, ha decidido cambiar la nomenclatura de las distintas generaciones de tecnología, buscando una denominación más sencilla de comprender por los usuarios. En esta nueva línea de terminología, la alianza ha presentado Wi-Fi 6 como la designación de la industria para productos y redes que empleen la próxima generación, basada en tecnología 802.11ax.

Este sistema relaciona cada nuevo estándar con una secuencia numérica, que se corresponde con los avances importantes y que identifica la tecnología admitida por sus dispositivos y empleada en la conexión que se hace con una red Wi-Fi. Los nombres pueden ser empleados por los vendedores de productos tecnológicos, para referirse a la generación más avanzada que el dispositivo soporte. También es utilizada por los vendedores de sistemas operativos, en relación a la generación de la conexión entre un dispositivo y la red, así como por los proveedores de servicios, para informar a sus clientes de las capacidades que la red les ofrece. 

En líneas generales, el objetivo del cambio es facilitar a los usuarios la comprensión de la experiencia que la tecnología les puede aportar, entendiendo que cada versión nueva aporta herramientas mejoradas, como una mayor velocidad. En el caso del Wi-Fi 6, se espera que proporcione una experiencia mejorada en relación a las necesidades de aplicación y dispositivo, especialmente en ambientes de alta demanda de conectividad tipo estadios. Centrará su uso en entornos de usuario y empresa. Las redes de esta generación facilitarán un menor consumo de batería en los dispositivos que lo tengan habilitado, lo que lo hace idóneo para el empleo en IoT. Entre otras ventajas, también permitirá un mejor flujo de datos y una capacidad mejorada.

El cambio en la denominación de las redes se aplica también a los estándares previos de Wi-Fi. Por ejemplo, Wi-Fi 5 se refiere a aquellos dispositivos que emplean tecnología 802.11ac, y con Wi-Fi 4 se identifica la generación de 802.11n.

Además de describir las capacidades del dispositivo, los fabricantes de los mismos o los de sistemas operativos podrán incorporar esta nueva nomenclatura en la interfaz de usuario, e irá cambiando según el dispositivo emplee una u otra generación, para indicarle el tipo de conexión que tiene en cada momento. 

Desde la alianza esperan que esta nueva terminología sea ampliamente adoptada en el ecosistema de redes inalámbricas. El estándar Wi-Fi 6 estará disponible en 2019. 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios