Movilidad | Artículos | 01 MAY 2008

Mobile UC

La convergencia total
La convergencia de las comunicaciones fijas, móviles y wireless abre un nuevo mundo de oportunidades para la empresa. La conexión ubicua con la mayor eficiencia en costes ya es posible.

Conectar a los clientes, socios y trabajadores es hoy vital. Las llamadas perdidas pueden suponer la huída de una oportunidad y acabar perjudicando el negocio. Integrar la telefonía móvil con los entornos Wi-Fi y añadir las ventajas de la tecnología de presencia y la mensajería instantánea (IM) es clave. Es lo que se denomina UC móviles (Mobile UC), que hacen posible que un dispositivo móvil se integre con el mundo Wi-Fi corporativo y el mundo celular público soportando herramientas de comunicaciones unificadas como email, presencia, IM y contactos, y las funciones telefónicas propias de las PBX, como marcación de extensiones, y reenvío y transferencia de llamadas.
A finales del año pasado, aparecía en www.webtorials.com el estudio "2007-2008 Mobile Unified Communications State-of-the-Market Report", de Peter Brockmann y Steven Taylor, con el claro mensaje de que es la mejora de la productividad del empleado el primer motivo para adoptar estas tecnologías. En concreto, el 75% de los 250 usuarios, prescriptores y responsables de UC móviles de todo el mundo sondeados así se manifestaban. Para los encuestados, esta mejora de la productividad se verá reflejada en una mayor satisfacción tanto del cliente (29%) como del empleado (27%), así como en el incremento de las ventas (18%). En definitiva, el informe concluye que, pese a la dificultad que su despliegue entraña en aspectos como la seguridad, Mobile UC irá ganando presencia durante este año, con la promesa de significativos beneficios para el negocio, al poder sacar partido de los actuales dispositivos móviles, cada vez con más funcionalidades y prestaciones.
Los datos aportados por webtorials.com coinciden en lo fundamental con las conclusiones de un estudio de Aberdeen Group de 2007, aunque en este caso el área analizada se centra sólo en la VoIP móvil, la función original y básica del concepto más amplio de Mobile UC. Según la consultora, las organizaciones que adoptan la VoIP móvil con el enfoque adecuado no buscan predominantemente recortar costes –aunque llegan a conseguir ahorros de hasta 154 dólares por usuario y año–, sino mejorar la productividad. De acuerdo con los resultados del informe, los ahorros conseguidos por estas organizaciones Best-in-Class en VoIP móvil son casi tres veces más que los demás casos analizados. En todos ellos, la solución adoptada cubre el 90% o más de sus instalaciones, cuando en el resto no pasa del 33%.

Evolución tecnológica
Los fabricantes de terminales han incorporando en sus dispositivos funcionamiento en modo dual para el soporte, tanto de comunicaciones celulares como de voz sobre Wi-Fi (voWi-Fi) y datos. Así, los usuarios de terminales móviles inteligentes pueden disfrutar de una mayor flexibilidad y comodidad, al tiempo que de una mayor calidad de servicio, mientras se encuentran en movimiento, fuera o en el interior de sus oficinas. Y además de smartphones duales, los usuarios pueden disfrutar de portátiles con conectividad móvil y Wi-Fi embebida. Esta es la base para empezar a añadir a la pila de funcionalidades otras prestaciones de las UC.
Una solución Mobile UC total consta de un servidor, instalado en la LAN corporativa, y un cliente integrado en el smartphone, de modo que el usuario, cuando se encuentre en la oficina, aproveche la cobertura de la red Wi-Fi corporativa. Tras el proceso de autenticación y autorización, el cliente se registra en el servidor de la red y puede comenzar a enviar y recibir llamadas a través de Wi-Fi, gracias al Session Initiation Protocol (SIP) configurado en la PBX. Las llamadas realizadas desde el terminal se comportan como si procediesen de una extensión de la centralita convencional, pudiendo acceder a la red telefónica pública.
Cuando el usuario deja el edificio, el cliente del terminal utiliza la red móvil GSM o UMTS para registrarse en el servidor Mobile UC de la empresa, a fin de disfrutar de funciones como presencia, correo de voz visual e IM segura, mientras que para el operador móvil aparece como un terminal celular convencional. Al mismo tiempo, gracias al soporte de Wi-Fi, el terminal puede comportarse como un teléfono fijo de sobremesa, sacando partido de las funciones adicionales ofrecidas por la PBX, como marcación de extensiones, transferencia de llamadas y conferencia, entre otras muchas.
El roaming entre las redes celulares y las redes Wi-Fi se gestiona conjuntamente por el cliente y el servidor de Mobile UC, con una monitorización constante que valida el estado de la conexión, a fin de garantizar la fiabilidad de las llamadas y la buena calidad de la voz. Cuando las métricas de calidad no se cumplen, la sesión de llamada se reestablece en la red alternativa. Antes de que termine la parte Wi-Fi de la llamada, el cliente recibe la llamada celular entrante y se conmuta a la conexión móvil sin ningún tipo de intervención por parte del usuario. En escenarios donde la conexión Wi-Fi se pierde o se degrada, el terminal automáticamente invoca un proceso de reconexión a la red celular.

Incluso dentro de las oficinas
Un factor fundamental para las empresas es que –tanto por razones de calidad como de costes– la conexión Wi-Fi siempre es la opción prioritaria, aunque es recomendable que el roaming a la red wireless exija el cumplimiento de políticas de seguridad, como WEP, WPA-PSK y WPA2, además de las políticas de protección generales de la empresa. La solución Mobile UC es responsable de navegar por estas redes, negociar la conversión de direcciones de red y los elementos de firewall, así como del establecimiento de las llamadas.
Mobile UC se basa en un modelo de operación “apriorístico”, de forma que, si la calidad de una llamada iniciada o recibida en Wi-Fi empieza a deteriorarse (cuando, por ejemplo, el llamante se mueve fuera del alcance del punto de acceso), el servidor Mobile UC llama al terminal por vía celular. Una vez establecida la conexión, termina la otra parte de la llamada (la que estaba en Wi-Fi). Lo mismo sucede cuando el llamante está en la red celular y pasa a la cobertura de la red Wi-Fi.
Las tecnologías para hacer esto posible ya están disponibles. Mobile UC está preparada para mejorar la productividad de la fuerza de trabajo y, en consecuencia, aportar valor al negocio. En la actualidad hay soluciones que extienden a los dispositivos móviles el entorno de comunicaciones habitual de sobremesa. Así, para los usuarios móviles es posible realizar búsquedas en el directorio corporativo para encontrar y conectarse con terceros, establecer el orden de sus mensajes de voz para escuchar antes los más importantes o ver el historial de llamadas a su extensión en la oficina. La lista de funcionalidades no para de crecer y los responsables de TI serán testigos de cómo los empleados irán realizando cada vez más parte de su trabajo a través de sus smartphones o PDA incluso dentro de las oficinas.


El factor seguridad
---------------------------
Las ventajas de Mobile UC son enormes, pero su implementación supone un serio reto para las empresas, especialmente en lo que se refiere a la seguridad. Si ésta es ya una cuestión clave en la movilidad de la
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios