Movilidad | Artículos | 01 ENE 2010

La optimización del espectro fomenta la competencia y la inversión

En su informe cuatrimestral Deloitte analiza el papel dinamizador del mercado que tendrá la optimización del espectro. Según la consultora, cuando es asignado de forma correcta y utilizado de forma eficiente, el espectro radioeléctrico constituye el primer instrumento regulatorio para garantizar tanto la competencia como un modelo normativo que incentive la inversión y la innovación.
Para Deloitte la asignación de las bandas de 790-862 MHz a los operadores móviles tras el apagón analógico representa una oportunidad para avanzar hacia un modelo de competencia en infraestructuras, gracias a la aparición de plataformas alternativas de acceso que técnica y económicamente pueden resultar muy competitivas y atractivas para unos consumidores finales que demandan cada vez más no sólo servicios empaquetados sino también servicios convergentes. Así se ha puesto de manifiesto recientemente en un documento de Consulta de la Comisión Europea del pasado 10 de julio,  donde se valoran los beneficios del dividendo digital para la economía hasta 2015 en un rango aproximado de entre 20.000 y 50.000 millones de euros, y de 30.000 millones con posterioridad a esa fecha.
En el informe de la consultora se alude también al establecimiento en esa fecha por parte de la Comisión de una hoja de ruta para los estados miembros, así como de una propuesta técnica armonizada que favorezca la compresión de la banda y su uso más eficiente. Adicionalmente, la Comisión también publicará una recomendación para facilitar el proceso de transición de la banda de 800 MHz para el uso de telecomunicaciones electrónicas, al objeto de conseguir los beneficios que se estima el dividendo digital tendría para el conjunto de las economías de los distintos estados miembros.
Por otra parte, la licitación de bloques regionales en la banda de 2,6 GHz podría provocar la entrada de nuevos operadores en el mercado capaces de prestar servicios de telefonía móvil y ofrecer de este modo servicios convergentes. Sin embargo, según Deloitte, en lo relativo a esta banda existe a día de hoy una elevada incertidumbre derivada de la ausencia de equipos y de los mayores costes asociados al despliegue de infraestructura propia con respecto a otras bandas. Adicionalmente, el proceso de refarming en la banda de 900 MHz y la introducción del concepto de neutralidad de servicio podrían alterar las condiciones de competencia efectiva en los mercados de referencia intensificando el efecto sustitución fijo-móvil y el aumento de la penetración de servicios de banda ancha móvil.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información