Movilidad | Artículos | 01 ABR 2007

BT dará servicios móviles a través de Vodafone

Primer OMV para empresas
Arancha Asenjo.

El estreno en verano del servicio de convergencia fijo-móvil BT Corporate Fusion convertirá a BT en el primer operador móvil virtual para el sector corporativo y público de nuestro país, gracias a un acuerdo con Vodafone.

BT España utilizará la red de Vodafone para dar servicios de movilidad de valor añadido al mercado empresarial y la administración pública, convirtiéndose así en el primer OMV centrado en estos segmentos. Por el momento, la compañía orientará su actividad a sus propios usuarios –30.000 pymes y 2.000 clientes empresariales entre corporaciones y organizaciones públicas–, si bien es consciente de que la posibilidad de dar movilidad le abrirá las puertas a nuevas cuentas. Desde BT recuerdan “las inversiones realizadas en España en servicios convergentes como aplicaciones de datos, comercio electrónico seguro, soporte o redes”, como elementos diferenciadores respecto a otros operadores, incluido el propio dueño de la red móvil sobre la que prestará sus servicios, con una fuerte apuesta por las empresas.


Según señalaba Luis Álvarez, presidente de BT España, al darse a conocer el acuerdo, la relación con Vodafone aporta a la compañía “la capacidad de acelerar el despliegue de innovadores servicios de movilidad, de los que el más importante será nuestro pionero servicio convergente fijo-móvil con funcionalidades mejoradas, BT Corporate Fusion”. Esta solución utiliza las redes Wi-Fi como interfaz con la red fija, permitiendo combinar servicios de fijo y móvil, y ejecutar aplicaciones y funcionalidades de llamada a través de una red IP de banda ancha integrada. Los primeros proyectos piloto se realizarán en el mes de junio y el lanzamiento comercial se producirá en septiembre.


Además de BT Corporate Fusion, la operadora planea ofrecer otros servicios celulares de forma independiente, como videotelefonía móvil, streaming de audio y vídeo y servicios de localización, para dar respuesta al mayor número posible de demandas de los usuarios. “La economía moderna es cada vez más móvil. Las empresas deben proporcionar acceso a sus empleados a la información y aplicaciones de forma sencilla, segura y fiable, tanto desde sus oficinas como si éstos se encuentran viajando o en sus propias casas”, afirma Rakesh Mahajan, director de Servicios de Movilidad de BTGS.

El segundo operador del mercado español de transmisión de datos para empresas, con una cuota superior al 19%, de acuerdo con el último informe de la CMT, es la sexta compañía en pactar con Vodafone un acuerdo de OMV. La elección se debe, según fuentes de BT, a que Vodafone “cuenta con la red mejor preparada para dar servicios de movilidad”. Ambos operadores también trabajan bajo las mismas condiciones de OMV en Reino Unido.

Tele2 esperará
Aunque ha sido uno de más acérrimos defensores de la entrada de los operadores de móvil virtual en España, esta figura ha pasado a un segundo plano en la estrategia de Tele2 Comunitel. El director general de la operadora, Fernando Reymundo, señalaba recientemente a Comunicaciones World que “el problema es que los OMV han llegado con tres años de retraso, cuando la penetración de la telefonía móvil está casi concluida”. No obstante, consciente de que sus clientes, especialmente la gran cuenta, le solicitarán soluciones globales, “mantenemos conversaciones con los operadores móviles, aunque no tenemos decidido ni cuándo ni cómo entrar en este mercado. Preferimos esperar el momento más oportuno. Nuestros clientes ahora mismo no nos lo están demandando y, por tanto, podemos seguir centrando el cien por cien de nuestros esfuerzos en rentabilizar las infraestructuras de acceso directo de telefonía fija”.

El modelo que persigue Tele2 Comunitel “no es el de simple revendedor de minutos”, sino el de operador móvil virtual completo, a fin de poder terminar las llamadas en su propia red y facturar directamente a sus clientes. La compañía estima que sólo este tipo de acuerdo le permitirá mantener una relación única y directa con el cliente final y ofrecerle una cartera completa de productos y servicios con independencia total del operador al que alquile la red.


Una decena de “virtuales”
A finales de marzo, 10 compañías habían pactado el uso de la infraestructura móvil de Telefónica, Orange y Vodafone para convertirse en operadores móviles virtuales, aunque sólo cinco estaban activos en ese momento. Vodafone es el operador con red que más contratos acumula al proporcionar servicios a Euskaltel –tras la ruptura con Orange–, Lebara, R, Telecable y BT. También Yoigo utiliza su infraestructura para dar a sus clientes cobertura allí donde no llega con sus propios medios. En cuanto a Telefónica y Orange, ambos tienen dos OMV asociados: Ono y El Corte Inglés, el primero –ninguno aún operativo–, y Carrefour y Happy Móvil (The Phone House), el segundo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información