Innovación TI | Noticias | 03 DIC 2013

170 millones de euros, la inversión de Microsoft para ampliar su datacenter de Dublín

Microsoft ha reforzado su compromiso con la zona EMEA, en general, e Irlanda, en particular, con el anuncio de una inversión de 170 millones de euros. La firma ha explicado que estos estarán destinados a incrementar las capacidades del centro de datos que tiene en Dublín, debido al incremento de servicios cloud de la compañía.
Datacenter de Microsoft en Dublín
Miguel Ángel Gómez (Dublín, Irlanda)

Así lo ha anunciado Cathriona Hallahan, managing director de Microsoft Irlanda, quien justificaba este paso dado por la multinacional en el incremento de la demanda de los servicios cloud de la compañía. Es más, para esta responsable, con este paso, “este centro de datos seguirá siendo un referencia en innovación y mantendrá su compromiso con el Medio Ambiente”.

La ampliación, que estará completada en la primavera del próximo año, generará 380 puestos de trabajo directos, por las labores de construcción, así como incrementará en un 25 por ciento el personal que habitualmente trabaja en el centro, pasando de 80 personas a unas 100, una vez que el centro de datos ampliado esté operativo.

Se trata de la segunda ampliación que vive el centro de datos irlandés, la primera se produjo, tres años después de su apertura oficial, en febrero de 2012, con lo que ya alcanza una inversión global de 594 millones de euros para una superficie de computación total de 15.700 metros cuadrados dentro de un terreno global que alcanza los 54.255 metros cuadrados.

 

Respaldo del gobierno irlandés a la tecnología y la innovación

El anuncio realizado por Hallagan ha contado con el respaldo del gobierno irlandés, en la persona de Eamon Gilmore, viceprimerministro y ministro de Asustos Exteriores y Comercio, quien destacaba el compromiso de Microsoft, “una de las primeras multinacionales en invertir en Irlanda”.

Gilmore señalaba ver en la decisión de Microsoft “de abrir el primer gran centro de datos fuera de Estados Unidos”, el respaldo a su intención de convertirse en un país de referencia para este tipo de inversiones. No en vano, señalaba que Irlanda “es una de las mayores localizaciones para las compañías de TI del mundo”, y añadía que su intención, como gobierno, es “hacer de Irlanda el mayor centro de Big Data y la mejor localización mundial para la industria TIC”.

Asimismo, agradecía este paso dado por Microsoft en un momento “muy oportuno para inversiones como éstas, porque es una muestra de la confianza en la recuperación de nuestra economía”, y lanzaba un compromiso de futuro, “continuaremos apoyando la investigación y la innovación”, ejemplificada en inversiones como ésta.

 

Incremento en la demanda de servicios cloud

Pero tras este anuncio hay más que investigación, hay una respuesta a las demandas del mercado. Tal y como señalaba Cathriona Hallahan, “esta expansión es la evidencia de la continua demanda de servicios cloud de Microsoft, como Office 365, Bing, Skype, Xbox Live y Windows Azure, por toda la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África, por sus siglas en inglés). En línea con esta demanda en servicios cloud de Microsoft, nosotros continuamos invirtiendo para dar respuesta a las necesidades de los clientes”.

Además, esta decisión es también “una muestra de nuestro compromiso por la inversión y la innovación en Irlanda y en Europa”, mientras recordaba que la relación de la firma con el país que sirve de anfitrión al centro se extiende tres décadas.

También se ha mostrado satisfecho con esta noticia Barry O’Leary, CEO de IDA (Industrial Development Agency) de Irlanda, quien recordaba que la expansión del centro de datos ayudará a Microsoft “a atender la creciente demanda de los clientes de servicios cloud, proporcionado una fiable, escalable, segura, eficiente y efectiva en coste infraestructura cloud para el futuro desarrollo de los mismos”.

 

Incrementando la eficiencia

El centro de datos de Dublín va a ser ampliado siguiendo las tendencias de lo que se conoce como cuarta generación de los centros de datos, y un paso más cerca de lo que será la futura quinta generación. Para ello, apuesta por una estructura más modular, pero, sobre todo, el aprovechamiento del aire exterior para reducir el consumo de energía asociado al enfriamiento de los servidores, lo que redunda en una mayor eficiencia energética y una media anual de 1,25 PUE (Power Usage Efectiveness). Esta medida indica el consumo de energía de un centro de datos dividido por el consumo de energía de los dispositivos TI que lo forman, tendiendo a un resultado de 1 como lo más eficiente, porque supone que todo el consumo del centro de datos iría asociado a los dispositivos que lo componen y nada a la necesidad de enfriar los sistemas.

Además, el datacenter de Dublín es un 50 por ciento más eficiente que los edificios tradicionales y sólo usa un 1 por ciento del agua empleada en otros centros de similares dimensiones y características.

Asimismo, los responsables del mismo mantienen un notorio compromiso con el Medio Ambiente, y estiman que, aproximadamente se recicla el 99 por ciento de los residuos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información